Manchas marrones:
todo sobre la hiperpigmentación

Escrito por Paul Musset, Farmacéutico | publicado el

Manchas marrones: todo sobre la hiperpigmentación

Asociadas al envejecimiento de la piel, las manchas marrones no están solo reservadas a los ancianos. A partir de los 30 años, y a veces incluso un poco antes, una persona puede verse afectada por estas antiestéticas marcas en la cara y en las manos. ¿Pero qué es una mancha marrón? ¿A quién le afecta? ¿Por qué aparecen? ¿Es posible tratarlas? ¿Cómo se pueden evitar? Aquí encontrará todas las respuestas a sus preguntas sobre las manchas marrones.

Manchas marrones: comprenderlas y reconocerlas mejor

¿Por qué se producen?

Una mancha marrón es una acumulación de melanina en una zona de la piel. La melanina es un pigmento de color marrón oscuro cuyo principal objetivo es proteger la piel de los rayos ultravioletas. Es lo que le da a nuestro cuerpo y a nuestra cara esa hermosa y codiciada tez bronceada, especialmente en verano. Sin embargo, a veces estos pigmentos oscuros se estancan en la superficie, causando una mancha persistente. Esto se conoce comúnmente como una mancha marrón.

Existen dos tipos principales de manchas marrones:

  • El melasma: más conocido con el nombre de máscara de embarazo, este tipo de mancha está directamente ligado a una modificación hormonal. El melasma suele aparecer en la nariz, la frente y las mejillas, en forma de placas oscuras. Por lo general, desaparecen cuando se restablece el equilibrio hormonal.
  • Los lentigos: son pequeñas manchas redondas u ovales que se traducen en una incapacidad de la epidermis para controlar los estragos de los ultravioletas.

Manchas marrones y pecas: ¿cuál es la diferencia?
Una mancha marrón puede confundirse fácilmente con una peca. Sin embargo, estos trastornos epidérmicos no tienen las mismas características:

  • Las pecas son genéticas e incurables. Su aspecto no se puede prevenir ni tratar;
  • La mancha marrón es causada con mayor frecuencia por una fuente externa y puede ser tratada.

Manchas marrones: principalmente en la cara y las manos

La hiperpigmentación puede afectar técnicamente a todas las partes del cuerpo.

En cualquier caso, la cara y las manos, que están mucho más expuestas a los rayos ultravioleta, contienen más melanina para protegerse. Por lo tanto, es en estas zonas donde las manchas marrones aparecen más fácilmente.

¿A quién le afecta?

Las manchas pigmentarias se asocian a menudo a la vejez. En realidad, esto es sólo parcialmente cierto. A medida que la piel envejece, tiene menos control sobre los efectos de los rayos ultravioleta. Esta es la razón por la que una persona mayor está naturalmente más expuesta a las manchas marrones.

Sin embargo, incluso un individuo de una edad temprana puede verse afectado un día por las manchas marrones. De hecho, como veremos más adelante en el artículo, la piel puede ser víctima de un envejecimiento prematuro debido a la falta de cuidados.

Además, las mujeres se ven afectadas con mayor frecuencia por un brote de manchas marrones, especialmente por razones hormonales.

Manchas marrones: ¿por qué aparecen?

El sol es el principal factor desencadenante

Como hemos visto anteriormente, la melanina sirve como protección natural contra los rayos ultravioletas. Además, para ser más precisos, son los melanocitos (células que confieren el pigmento a la piel) los que crean una barrera contra el sol al sintetizar la melanina que se repartirá después sobre la piel. Sin embargo, una exposición excesiva y una protección deficiente causada por el protector solar pueden provocar una anarquía en esta distribución. Aquí es cuando aparecen las manchas marrones.

Las otras causas

Existen otros factores que favorecen la hiperpigmentación:

  • Las lesiones postinflamatorias como el acné, un corte o una quemadura pueden dejar huellas en las zonas afectadas, especialmente cuando la cicatrización ha sido complicada.
  • Hormonas: El cambio hormonal que experimentan las mujeres embarazadas las hace más vulnerables a la exposición solar.
  • El envejecimiento de la piel: con la edad, el mecanismo de defensa de la piel contra los rayos solares se vuelve difícil de controlar. La melanina entonces se concentra en mayores cantidades en ciertas zonas. Contrariamente a lo que tendemos a pensar, no es sólo la edad de la persona la que está implicada en el envejecimiento de la piel. Una exposición excesiva al sol sin protección lleva innegablemente a un envejecimiento prematuro de la epidermis.

Cómo eliminar las manchas marrones: tratamiento y prevención

Los cuidados despigmentantes con principios activos unificadores

La fuerza de los ácidos

Incluso si las manchas pigmentarias no representan un peligro para la salud, su aspecto antiestético a menudo no hace felices a las personas que las padecen.

Para favorecer la despigmentación de la piel, en Cocooncenter hemos elegido cremas que combinan principios activos reconocidos a base de ácidos. En particular, podemos encontrar:

  • Ácido kójico: tiene la capacidad de inhibir la pigmentación. Aplicado sobre la piel, reduce la producción de melanina. Es por ello que se utiliza en tratamientos antimanchas como la mascarilla Dermalight
  • Ácido glicólico: este ácido de frutas (FHA) posee un poder exfoliante muy útil para eliminar el exceso de melanina. También asegura una buena penetración de los principios activos despigmentantes. Sleep and Peel by Filorga combina las acciones de diferentes variedades de ácidos para optimizar su eficacia en la renovación celular.
Nuestra selección de cuidados antimanchas oscuras con ácido glicólico

Vitamina C, un impulso iluminador

Con su poder antioxidante, el ácido ascórbico (vitamina C) es un aliado esencial para la belleza de la piel. Protege contra las agresiones y combate el envejecimiento. Además, la vitamina C reduce la acción de la melanina, lo que la convierte en un perfecto tratamiento antimanchas. En suero, y combinado con dalia blanca, proporciona a la piel la mejor protección celular.

Nuestra selección de cuidados antimanchas oscuras con vitamina C

Tratamientos naturales

Además de los productos cosméticos, hay soluciones naturales que pueden ayudarle a eliminar los defectos de pigmentación, en particular, las manchas marrones del rostro. Entre estos remedios, se encuentra:

  • El Limón: su jugo prensado con un poco de sal le confiere un poder aclarante. Para una acción eficaz:
    • Aplicar con un algodón sobre las manchas;
    • Dejar actuar durante 10 minutos;
    • Enjuague para evitar la irritación.
  • El Perejil: naturalmente rico en vitamina C, revela todas sus propiedades antioxidantes después de haber sido infundido en agua hirviendo:
    • Impregnar un algodón con la infusión ya templada;
    • Aplicar mañana y noche sobre la piel;
    • Dejar actuar durante 10 minutos;
    • Aclarar abundantemente.

Varios factores explican las manchas marrones. Un grano de acné o una lesión en la piel pueden promover el desarrollo de la hiperpigmentación. Sin embargo, en este caso específico, esta se concentra sólo en la zona afectada, pudiendo la piel recuperar más fácilmente su color natural. Las manchas marrones relacionadas con la sobreexposición al sol son más difíciles de hacer desaparecer. El cuidado despigmentante rico en principios activos es muy útil para contrarrestarlos. A pesar de todo, para no agotar su capital solar antes de tiempo, es imprescindible proteger su piel de los efectos nocivos de los rayos ultravioletas.

Manchas marrones, tres puntos clave a tener en cuenta:

  • El fenómeno de las manchas marrones no sólo está relacionado con la edad;
  • El sol es el principal factor desencadenante;
  • En caso de duda o manchas persistentes a pesar del tratamiento, se recomienda consultar a un dermatólogo.
Más sobre el autor
Paul Musset
Paul Musset
Farmacéutico
Licenciado de un doctorado en Farmacia en la Universidad de Reims (Universidad en Francia), Paul Musset es un gran apasionado de la medicina natural y la nutrición deportiva. Te acompañará en "Tu rincón de bienestar y belleza" dándote sus consejos de salud y bienestar.
Fortalecer el sistema inmunitario para resistir mejor a los ataques microbianos ◀◀
Transpiración excesiva: ¿a qué se debe y cómo limitarla? ►►