¿Cómo erradicar los puntos negros?

Escrito por Marion, Esteticista / Cosmetóloga | publicado el

¿Cómo erradicar los puntos negros?

Los puntos negros, también llamados comedones, pueden ser una simple molestia antiestética. Pero si no los tratamos, pueden empeorar y manifestarse como acné: granos, quistes... ¿Será que hay que quitarlos? Y en este caso ¿Cómo?

¿De dónde vienen los puntos negros?

Para entender la aparición de esos pequeños bultos oscuros que llenan los poros de la piel y hacen que su volumen se vea duplicado, hay que entender el acné, pues son sus primeros síntomas.

El acné es una enfermedad de la piel, generalmente benigna, que empieza debido a una sobreproducción de sebo por parte de las glándulas sebáceas. Estas se sitúan en la base del folículo piloso (pequeña cavidad de donde sale el pelo). Vierten ahí el sebo, lo cual no es algo negativo en sí: puesto que su rol es proteger la piel, y entra en la composición de la película hidrolipídica, barrera que la preserva contra la sequedad y los microbios.

Ahora bien, en algunos casos la secreción de sebo aumenta, se vuelve más espeso y tiende a cerrar los poros de la piel. Vemos entonces aparecer los famosos puntos negros o comedones. No son de gravedad en si, pero son antiestéticos y pueden ser el primer paso hacia inflamaciones e infecciones de la piel. Si están muy desarrollados, puede llegar a ser necesario removerlos o prevenir su evolución, respetando imprescindibles reglas de higiene.

¿Qué factores desencadenan la aparición de puntos negros?

  • Factor hormonal: al llegar a la pubertad, el aumento de hormonas, en especial hormonas masculinas (andrógenos), estimula la producción de sebo, lo cual genera la aparición de comedones y acné en la mayoría de adolescentes (por lo menos 80% son afectados). En el adulto, las causas pueden venir de una alteración hormonal (embarazo, menopausia, tomar o dejar la píldora...).
  • Factor hereditario: la situación no es la misma para todos, puesto que ciertas familias padecen más que otras con problemas de puntos negros y acné.
  • Factor mecánico y químico: la exposición a contaminantes atmosféricos o a ciertas sustancias crea condiciones favorables a la formación de puntos negros. Por ejemplo, sustancias como los derivados del petróleo, el aceite de fritura o ciertos productos químicos pueden agredir la piel y cerrar los poros de las personas que trabajan con ellos.
  • Elección de cosméticos inapropiada: el exceso de cosméticos grasos o en polvo tiende a tapar los poros y a favorecer la aparición de puntos negros.
  • Factor alimentario: Los azúcares y alimentos con alto índice glucémico favorecen la disponibilidad de hormonas androgénicas y por ende la producción de sebo.

¿Cuál es la manera adecuada de remover los puntos negros?

Los puntos negros pueden evolucionar en granos o pústulas. Te conviene entonces cuidar tu piel y mantener lo más posible los poros destapados. Pero no de cualquier manera.

Lo cierto es que, lo que no debes hacer, es tratar de erradicar los comedones pellizcando tu piel entre las uñas, a la primera oportunidad. Porque de seguro que las bacterias, presentes bajo las uñas o en los poros ya infectados, se darían el gusto de expandirse sobre la piel. En particular, a través de las microheridas producidas por el rascado o pellizco de la piel, lo cual amplificaría el problema.

  • El removedor de comedones puede ayudarte a extraer los puntos negros sin pellizcar la piel entre los dedos. Practicar una sauna facial antes (exposición del rostro encima de un bolo con vapor), te facilitará el proceso. Luego, asea cuidadosamente tu piel para evitar la proliferación bacteriana.
  • Las mascarillas de arcilla o carbón activado son muy eficientes. Al secar, esos materiales se retractan y atrapan una parte de los comedones, su propiedad de absorción refuerza el efecto.
  • El parche anti puntos negros tiene el mismo resultado: a menudo previsto para ser aplicado en la nariz, adhiere a los puntos negros y los arrastra con el cuando lo arrancamos. Sin embargo, si nuestra piel tiende a ser frágil, sensible o a pelar, es mejor evitarlo.
  • Existe un pequeño aparato llamado eliminador de puntos negros o aspirador de puntos negros: lo puedes usar, pero con moderación, porque de tanto jalar sobre los poros, tiende a ensancharlos.
  • Los dermatólogos proponen sesiones de limpieza profunda en las cuales empiezan limpiando con un ácido y luego remueven los puntos negros con un mini-bisturí. Los especialistas pueden reducir las cicatrices del acné con láser.

Buenos hábitos y tratamientos naturales para acabar con los puntos negros

¿Cómo erradicar los puntos negros? Debes empezar escogiendo cosméticos suaves que no sean muy agresivos, como por ejemplo nuestra selección de matorrales y exfoliantes. De nada sirve querer decapar la piel, incluso si tiene tendencia grasa, porque eso estimularía la producción de sebo.

Cuida tu alimentación: disminuye los azúcares y grasas, aunque es bueno que comas pecados grasos y aceites vegetales buenos. Los famosos omega-3 actúan reduciendo la inflamación. Una alimentación rica en micronutrientes (es decir rica en frutas, verduras, cereales completas, carnes blancas y pescado) favorece una buena renovación celular de la piel, además de ser ventajosa para la salud en general. El zinc disminuye el acné y puede ser apropiado consumirlo como complemento alimentario (todos nuestros complementos alimentarios para una piel bella aquí).

¡Cuidado con la exposición al sol!: tiende a volver más espesa la capa superior de la epidermis, reteniendo así el sebo adentro. Da una ilusión de mejora, pero luego suele producirse un recrudecimiento de puntos negros.

¡Cuidado con la dermatilomanía!

¿Qué será ese trabalenguas? Se refiere al trastorno obsesivo-compulsivo que revela un estado de ansiedad que se manifiesta a través del impulso repetitivo de rascar y pellizcar la piel, particularmente la del rostro, sobre todo cuando se tiene problemas con el acné. Más tocamos, más se daña la piel y más los puntos negros y granos se van a multiplicar. ¿Cuál es la regla de oro? ¡No tocar nunca! En caso de verdadera dermatilomanía, la ayuda de un psicólogo podrá ayudar a resolver los problemas de ansiedad o falta de confianza en si que pueden originar esos “TOC”.

Buenos productos para una piel bella

Existen productos naturales para erradicar los puntos negros y más allá, para tratar el acné en adultos como en adolescentes. Éstos contribuyen a disminuir la gravedad de los brotes y permiten tratar a la vez las cicatrices del acné o evitar su aparición. Por ejemplo, los productos a base de pensamiento silvestre cierran los poros y eliminan las toxinas.

Para acabar de manera suave con los puntos negros y evitar su reaparición, piensa en probar las preparaciones para exfoliante depurativo con plantas o aceites esenciales. Puntos negros y granos disminuirán al aplicar el aceite de avellana.

Cocooncenter te propone toda una gama de tratamientos naturales contra los comedones, el acné y sus consecuencias, limitando al máximo los efectos secundarios que son el principal inconveniente de los tratamientos médicos.

Nuestra selección de exfoliantes
Nuestra selección de cuidados anti puntos negros

No dejes que los puntos negros tomen el control de tu rostro. Esos pequeños criaderos de infecciones no resistirán a los cuidados suaves, naturales y constantes.

Tres puntos claves para recordar:

  • Los puntos negros se componen de una mezcla de células de piel muerta y de sebo producido en exceso;
  • Extraer manualmente los comedones con tus dedos no hará más que empeorar el problema.
  • Sanear la piel con productos saludables y naturales reducirá la aparición de puntos negros sin agredir tu epidermis y en especial la película hidrolipídica indispensable para su equilibrio.
Más sobre el autor
Marion
Marion
Esteticista / Cosmetóloga
Nuestra Esteticista Marion está graduada en Estética/Cosmética, especializada en el cuidado dermo-cosmético y en maquillaje. A través de "Tu rincón de bienestar y belleza", Marion te ayudará a cuidar de tu rostro y cuerpo dándote consejos de belleza.
Crema BB y crema CC: el maquillaje que mima tu rostro ◀◀
Vencer el acné adaptando tu rutina de belleza ¡es posible! ►►