Vencer el acné adaptando tu rutina de belleza ¡es posible!

Escrito por Paul Musset, Farmacéutico | publicado el

Vencer el acné adaptando tu rutina de belleza ¡es posible!

El acné, generalmente, nos acompaña durante la pubertad. En Muchos casos, son los adolescentes a punto de volverse adultos jóvenes quienes padecen esas alteraciones cutáneas . ¿Será que el acné es propio de los jóvenes? ¿Dónde se originan las erupciones de granos? ¿Qué cuidados debemos privilegiar en caso de acné del rostro?

¿Qué es el acné?

Su mecanismo

El acné es una patología cutánea que se centra en el folículo piloso. Éste alberga las glándulas sebáceas que producen el sebo: una materia grasa esencial para que la piel se mantenga sana.

El acné es un grano que aparece en el folículo piloso. Tres factores internos causan esa erupción en la piel:

  • Una sobreproducción de sebo a nivel del folículo;
  • Una obstrucción que impide que el sebo corra naturalmente y cumpla su función lubrificante y protectora;
  • La proliferación de una bacteria avivada por el exceso de sebo.

Esos tres fenómenos se aúnan dando origen a granos, que se pueden presentar de dos formas:

  • El acné retencional: aparición de simples puntos blancos o negros (comedones o microquistes).
  • El acné inflamatorio: resultado de una explosión de microquistes, provocando lesiones rojas inflamadas.

Pápulas o pústulas: ¿Cuál es la diferencia?
Son dos lesiones típicas del acné.

  • La pápula es un grano rojo en relieve.
  • La pústula es una forma agravada de la pápula.

¿Quién es afectado?

Nadie se libra de poder padecer de un brote de acné en algún momento de su vida. El papel que desempeñan las hormonas en la piel de los púberes, los vuelve un blanco perfecto para el desarrollo del acné.

Los adultos, sin embargo, no se salvan, particularmente las mujeres. Ellas representan 80% de los adultos afectados por el acné. Por otra parte, 4 de 10 mujeres sufren de acné del adulto cuando ni siquiera habían tenido en la pubertad.

Acné: sus causas y diferentes formas

Los factores causantes del acné: mitos y realidad

La herencia en el meollo del proceso
La herencia es uno de los principales factores de riesgo que pueden desencadenar los problemas de acné. De hecho, 70% de los pacientes afectados presentan antecedentes familiares.

Grano no significa contagioso
Este mito resulta de la implicancia de una bacteria en el mecanismo del acné. Sin embargo, conviene diferenciar causa y mecanismo. La bacteria no origina la aparición de los granos ya que ésta se encuentra naturalmente sobre nuestra piel. Es, más bien, la combinación de un exceso de sebo y la obstrucción de su desfogue que favorece la proliferación anormal de la bacteria.

Las principales culpables del acné: las hormonas sexuales
La principal hormona andrógena, más conocida como testosterona, juega un papel de detonante muy activo en los brotes de acné.
Pues, es responsable del desarrollo de las glándulas sebáceas, que llegan a madurez con la pubertad, momento en el cual la testosterona se encuentra en su más alto nivel. Esa sobreproducción pasajera de hormonas engendra una seborrea (exceso de sebo) que favorece la proliferación de bacterias en caso de obstrucción.

El papel de la alimentación
Estudios demostraron la relación causal entre una alimentación rica en productos lácteos y azúcares rápidos y el brote de granos de acné.

El sol: falso remedio contra el acné
Los rayos ultravioleta del sol a menudo tienden a activar la melanina de la piel confiriéndole un tono bronceado. Su acción resecante atenúa los granos de acné. Pero eso solo le da un receso, porque es la fase en que la piel se pone más espesa, formando una barrera protectora. Luego, esa capa espesa favorece la retención del sebo, y así se reactiva el mecanismo del acné con mayor fuerza (llamado usualmente brote severo de acné).

El estrés
Se ha podido observar que los brotes de acné son más fuertes en período de exámenes o al acercarse una presentación profesional importante. Lo cual pone el estrés en la lista de factores causantes del acné.

¿Cuáles son los diferentes tipos de acné?

Acné juvenil
80% de los adolescentes padecen algún brote de acné durante la pubertad. La combinación del factor hereditario y hormonal es su principal causa. El acné juvenil afecta esencialmente el rostro.

Acné del recién nacido
Afecta a 20% de los bebés. Se presenta mayormente en el rostro. Puede estar acompañado de brotes en el pecho, los hombros y la parte superior de la espalda. Según ciertas hipótesis, ese acné neonatal resultarían de una estimulación de las glándulas sebáceas generada por la producción de andrógenos maternos. El acné del recién nacido desaparece naturalmente durante los primeros meses.

Acné conglobata
El acné se presenta principalmente en la cara. Sin embargo, en algunos casos, puede afectar la espalda. Los hombres son más propensos a padecer de ese acné.

Acné Rosácea: ¿Tiene algo que ver con el acné?
La respuesta es no. La Rosácea solo debe su nombre a la similitud de lesiones cutáneas de tipo papulopustuloso.

Cómo vencer el acné de la cara – tratamientos médicos y soluciones caceras

Un tratamiento adaptado de acuerdo al grado del acné

Los tratamientos contra el acné generalmente están compuestos de:

  • Derivados de ácido retinoico: los retinoides. Actúan principalmente para reducir la producción de sebo.
  • Un antiséptico (peróxido de benzoilo).

Un dermatólogo adaptará el tipo de medicina de acuerdo al grado de la enfermedad. En todos los casos se prescribe una administración tópica de crema. Luego, un complemento puede ser recetado por vía oral dependiendo de la magnitud de las lesiones. En caso de acné severo, puede revelarse necesaria la toma de antibióticos.

Crear su rutina de belleza contra el acné ¡Es posible!

Una rutina para prevenir

Aunque el acné no se debe a una falta de higiene, si tu aseo no toma en cuenta tu tipo de piel, arriesgas favorecer la aparición de comedones y otras lesiones típicas del acné.

Acné no es sinónimo de higiene deficiente. Es más, un aseo excesivo de la cara no haría más que estimular una sobreproducción de sebo para lograr mantener la película hidrolipídica natural de la piel y por ende, favorecería el desarrollo del acné.

He aquí unos consejos para proteger tu piel con tendencia grasa:

  1. Limpia tu piel solo en la mañana y en la noche con un gel limpiador suave o con agua micelar a modo de desmaquillador.
  2. Hidrátala de manera adecuada gracias a los cuidados específicos para pieles con tendencia al acné.
  3. Adapta tu maquillaje privilegiando los cuidados anti imperfecciones con color.
Nuestra selección de cuidados limpiadores para pieles acnéicas
Nuestra selección de cuidados hidratantes para pieles acnéicas

Una rutina para tratar

En caso de acné arraigado, es aconsejable adaptar tu ritual de belleza, lo cual podría significar evitar recurrir a un tratamiento médico. La rutina detallada anteriormente sigue siendo fundamental, salvo por un detalle. Podrás cambiar o acompañar tu cuidado hidratante por un cuidado anti imperfecciones. Cuidados como el sérum Sebiaclear tienen la ventaja de ser elaborados a partir de principios activos dermatológicos eficaces para eliminar las marcas antiestética causadas por el acné.

Nuestra selección de cuidados antiimperfecciones para pieles acnéicas

El acné, debido a un exceso de sebo cuyo desfogue natural resulta obstruido, afecta a personas de todas las edades. Afortunadamente, gracias a tratamientos eficaces, un aseo adaptado y cuidados específicos, el acné ya no es más una fatalidad.

Acné: 3 puntos claves para recordar:

  • El acné no solo es cosa de adolescentes. Cada vez más adultos están siendo afectados, en particular las mujeres, por razones hormonales.
  • La herencia es la primera causa del acné.
  • Una higiene buena aunque sin exceso y gestos adaptados contribuyen a limitar el riesgo de padecer del acné.
Más sobre el autor
Paul Musset
Paul Musset
Farmacéutico
Licenciado de un doctorado en Farmacia en la Universidad de Reims (Universidad en Francia), Paul Musset es un gran apasionado de la medicina natural y la nutrición deportiva. Te acompañará en "Tu rincón de bienestar y belleza" dándote sus consejos de salud y bienestar.
¿Cómo erradicar los puntos negros? ◀◀
El ácido hialurónico: para una piel más tersa e hidratada ►►