Virtudes del ginseng en tu organismo

Escrito por Paul Musset, Farmacéutico | publicado el

Virtudes del ginseng en tu organismo

¿Eres partidario(a) de las medicinas naturales y alternativas? ¡Entonces te debe gustar el ginseng! Esta planta oriunda de Asia hace maravillas. ¿Cuáles son sus beneficios? y sobre todo ¿qué uso tiene?

¿Qué es el ginseng exactamente?

El ginseng es una planta perenne de tamaño pequeño, más exactamente es un tubérculo cuyas raíces sirven para diferentes remedios. La planta mide generalmente entre 30 y 50 centímetros, se reconoce por sus hojas palmeadas. Cuenta con flores blancas que dejan luego lugar a pequeñas bayas rojas. Para aprovechar los beneficios del ginseng, es necesario esperar que la planta tenga por lo menos 5 años. El ginseng, planta muy apreciada en medicina suave, posee numerosos beneficios reconocidos, particularmente en fitoterapia.

Una planta reconocida desde hace mucho tiempo

Se conocen los beneficios del ginseng desde hace más de 4 000 años antes de nuestra era. Los emperadores y grandes señores feudales chinos y de Corea del Norte lo usaban como medicina natural. Aparece recién en el Occidente en el siglo XVIII y se vuelve una verdadera necesidad como afrodisíaco, estimulante nervioso y tónico. Podemos diferenciar dos tipos de ginseng, que al inicio son iguales, pero después de pasar por un proceso ligeramente distinto, resultará en dos formas diferentes. Por una parte el ginseng rojo, procesado al vapor y luego secado, y por otra parte el ginseng blanco, únicamente secado. El ginseng rojo tendrá efectos más energizantes en el cuerpo por su proceso.

Principios activos

Esta planta abunda en principios activos muy eficaces. Las raíces del ginseng contienen ginsenósidos, ácidos grasos y esteroles. Cuentan también con aminoácidos y minerales saludables para nuestro cuerpo. Un tratamiento con ginseng es ideal para ingerir vitaminas B, C y E, pero también oligoelementos como cinc, aluminio, calcio, magnesio, potasio o fósforo.

¿Cómo consumirlo?

Se puede consumir la planta sumergiendo unas rodajas de raíces en agua que calentamos. También se puede usar la raíz seca en polvo, resulta más fácil de mezclar con los alimentos. Por otra parte, no se aconseja exceder un consumo diario de 2 gramos de ginseng para evitar todo riesgo de interacciones.

Los beneficios del ginseng en nuestro cuerpo

Hay muchas razones por las que el ginseng siga siendo tan popular. Esta planta es muy saludable y puede tener efectos muy positivos en nuestro cuerpo.

Reforzar el sistema inmunitario

El ginseng es una planta tonificante, su raíz mantiene nuestro sistema inmunológico activo. Incrementa la actividad fagocítica de los macrófagos, reforzando la protección del organismo contra las bacterias. En caso de cansancio físico por ejemplo, usar ginseng te puede devolver la energía. Te puede ayudar también en período de convalecencia o para remediar un pequeño bajón pasajero. Cuando consigas ginseng, asegúrate de su alto contenido en ginsenósidos para que te garantice una eficacia óptima. Debe contener un mínimo de 10%.

Estimular la libido

¿Sientes que tu libido merma últimamente? El ginseng será un excelente aliado para remediar este problema. Esta planta es reconocida por ser un potente afrodisíaco. Despierta el deseo en la pareja. En la mujer, le ayuda a luchar contra la frigidez. En el hombre, estimula su virilidad, mejorando de manera significativa su autoestima. En el plano físico, el ginseng es muy útil contra los fallos  eréctiles, prolonga el vigor también. Aumenta la cantidad de esperma y prolonga el período de ovulación. Punto importante, no se recomienda consumir ginseng junto con otras sustancias que repercutan en las relaciones sexuales como la Viagra.

Mejorar las funciones cognitivas

Si a veces tienes dificultad de concentración, puedes apreciar la incidencia del ginseng en tu cerebro. Es conocido por ayudar y estimular las funciones cerebrales en su conjunto. Esta planta mejorará tu capacidad de memoria, pero también de concentración a diario. También puedes recurrir al ginseng para luchar contra la depresión y disminuir el estrés. Suele usarse  para mejorar la calidad de vida de las personas que padecen enfermedades degenerativas pues combate sus síntomas. Unos estudios revelaron su eficacia en caso de Alzheimer y de discapacidad mental.

Consúmelo de preferencia en la mañana
El ginseng es una planta tonificante, su consumo tiende a despertar y estimular la persona. Razón por la que conviene consumirla en la mañana, a fin de evitar trastornos del sueño.

¿Cómo consumir el ginseng?

Miles de años atrás, se consumía el ginseng en infusión. Hoy por hoy, las prácticas se han diversificado:

Suplementos alimenticios

En el desayuno, antes de salir a trabajar, puedes ingerir tu dosis diaria de ginseng gracias a los suplementos alimenticios. Es la manera más común de consumirlo y se presenta en diversos formatos. Puedes optar por las cápsulas, particularmente con las Naturactive, o por los comprimidos con Phytoceutic con ginseng rojo. Si prefieres los formatos líquidos, te convienen las ampollas, puedes probar Bio ginseng Jalea Real Les 3 Chênes o también el Extracto de Planta Orgánica Ginseng 50 ml Ladrôme, gotas para diluir en el agua.

Vía cutánea

También puedes aprovechar los beneficios del ginseng por vía cutánea mediante diversos productos. La marca Erborian propone por ejemplo una gama muy completa con una crema BB al ginseng, un contorno de ojos efecto tensor así como una mascarilla de tela para el rostro. Estos productos tendrán un efecto tonificador, estimulante y energizante en tu piel.

Combinado con una vitamina

Para mayor eficacia, se puede combinar el ginseng con vitamina C. Encuentras esta combinación en el Boost Vitamina C Ginseng Guarana en sobres de Juvamine.

¿Qué contraindicaciones tiene el ginseng?
No se aconseja consumir ginseng para las personas que presentan trastornos cardíacos, tampoco para las mujeres embarazadas, lactantes, ni para los niños. Las propiedades estimulantes del ginseng pueden resultar peligrosas para esas personas.

Cansancio, estrés, merma de la libido, dificultad de concentración... El ginseng puede resolver todas las molestias que tienes en el día a día. Mediante cápsulas, cremas, ampollas o comprimidos, recarga las pilas con esta planta con mil virtudes.

Tres puntos claves para recordar sobre el ginseng:

  • Un tratamiento antiguo: el ginseng lleva miles de años siendo usado en fitoterapia. Sus numerosos beneficios le permitieron mantenerse muy popular;
  • Varias maneras de consumirlo: hoy en día, se puede consumir ginseng en forma oral, mediante suplementos alimenticios, infusiones, o combinado con vitamina, pero también por vía cutánea, mediante cremas que lo contienen;
  • Numerosos beneficios: reforzar nuestro sistema inmunológico, mejorar la libido o estimular las funciones cognitivas, el ginseng actúa sobre muchas partes de nuestro cuerpo.
Más sobre el autor
Paul Musset
Paul Musset
Farmacéutico
Licenciado de un doctorado en Farmacia en la Universidad de Reims (Universidad en Francia), Paul Musset es un gran apasionado de la medicina natural y la nutrición deportiva. Te acompañará en "Tu rincón de bienestar y belleza" dándote sus consejos de salud y bienestar.
Manteca de karité: un producto con mil virtudes ◀◀
Colágeno marino: sus usos y virtudes para la salud ►►