Colágeno marino:
sus usos y virtudes para la salud

Escrito por Paul Musset, Farmacéutico | publicado el | actualizado el 23/11/2020

Colágeno marino: sus usos y virtudes para la salud

Muy popular estos últimos años, el colágeno marino sorprende por sus numerosas virtudes para nuestro cuerpo. Muy fácil de usar a diario, permite tener una piel hermosa y articulaciones saludables.

¿Qué es el colágeno marino?

El colágeno marino se extrae de las proteínas presentes en la piel de los peces de mar, principalmente en el salmón y el bacalao. El colágeno marino es rico en aminoácidos y su composición se asemeja a la del colágeno humano, sus beneficios para nuestra piel son muchos.

¿Cómo se fabrica?

Para extraer los principios activos del colágeno marino se necesita recurrir a la hidrólisis. Se trata de un proceso bastante complejo que permite una descomposición química por fijación del agua. La hidrólisis se realiza a partir de la piel, espinas y escamas de los pescados. Se obtiene así un hidrolizado de colágeno, moléculas más pequeñas que el organismo puede asimilar más fácilmente.

¿En qué forma se presenta el colágeno marino?

Una vez realizada la hidrólisis, el colágeno marino se presenta en forma de polvo fino. Este puede ser mezclado fácilmente con otras sustancias, para ser ingerido en suplemento alimenticio sólido o líquido. Se puede combinar con cosméticos cutáneos también.

El papel del colágeno en el cuerpo

Una proteína clave de nuestro cuerpo

El colágeno es una proteína muy presente en nuestro cuerpo. Ayuda a la formación de la piel, huesos, cartílagos, tendones, músculos y paredes de las venas. Resulta extremadamente útil. Abunda particularmente en nuestra piel. El colágeno representa 30 a 35% de las proteínas de nuestro organismo.

Permite tener una piel más flexible

En nuestro cuerpo, el colágeno garantiza la elasticidad de la piel, permitiendo que se estire sin dañarse. Gracias al colágeno, nuestras articulaciones se mantienen flexibles y nuestros tendones, resistentes durante el esfuerzo. Se van uniendo varias moléculas de colágeno formando una red densa. Esta proteína es clave para mantener la apariencia joven y suave de la piel.

El colágeno va escaseando con el tiempo

Inicialmente, nuestro organismo produce colágeno, pero con el paso de los años, esta producción disminuye. A partir de los 25 años, se puede observar que la producción va disminuyendo en un porcentaje de 1,5 por año. Se puede considerar entonces que las reservas habrán disminuido un 30% a los 40 años, un 45% a los 50 años y un 60% a los 60 años. Para que nuestra piel se mantenga elástica y saludable, es necesario entonces recurrir a otra fuente de colágeno. Esta pérdida se puede compensar gracias a la alimentación, mediante alimentos ricos en colágeno como salmón, aguacate, huevos, frutos rojos o kiwi, o con ayuda de suplementos alimenticios que contienen colágeno marino. Una carencia en colágeno generará un envejecimiento cutáneo que desembocará en una falta de flexibilidad de nuestras articulaciones.

¿Cuáles son los beneficios del colágeno marino?

Un recurso natural contra las arrugas

El colágeno marino contiene muchos beneficios para la piel. El primero es un efecto antioxidante que ayuda a luchar contra las arrugas. Estudios demostraron que el consumo de colágeno marino permite combatir los signos de envejecimiento, pero también mejorar la hidratación, elasticidad y calidad de nuestra epidermis. Se observa que la combinación del colágeno marino con otras sustancias como vitamina C o ácido hialurónico aumenta su efecto antiedad.

Para la salud de nuestras articulaciones

Entre los beneficios del colágeno marino, cabe señalar también su acción en la salud de nuestras articulaciones. La materia ósea está compuesta en un 90% de colágeno, constituye pues un elemento fundamental. A partir de los 25 años, cuando el organismo produce menos colágeno, su consumo es importante para mantener flexibles las articulaciones. Una ingesta diaria de colágeno, con colágeno marino, permite restaurar el hueso y los tejidos articulares, pero incluso reemplazar los que se dañaron. Un tratamiento permite reducir significativamente los dolores en las personas que padecen reuma.

Para tener cabello y uñas saludables

Una carencia en colágeno puede volver el cabello opaco y las uñas quebradizas. El colágeno marino es rico en glicina y prolina, aminoácidos benéficos para el buen crecimiento de los tejidos y del cabello. Tus uñas y cabello crecerán más rápido y serán reforzados. Con un tratamiento de colágeno marino, serán más brillantes y saludables.

El colágeno marino, un aliado para el deporte
Reforzando los huesos, el colágeno marino permite seguir practicando una actividad deportiva aunque pasen los años. Los músculos se encuentran más saludables con el adecuado consumo de colágeno marino.

¿Cómo consumir colágeno marino?

Además de nuestra alimentación, existen varios medios de consumir colágeno marino a diario.

Suplementos alimenticios

Tomar suplementos alimenticios es la manera más común de seguir un tratamiento con colágeno marino. Puedes encontrarlos en forma de comprimidos, por ejemplo el Colágeno Marino Ácido hialurónico 60 comprimidos Juvamine. Es posible consumirlo en polvo también, a mezclar con agua, puedes incluso probar el Colágeno Marino de Bretagne Confort Articular Nature Attitude.

Mascarillas para el rostro

El colágeno marino también puede ser usado por vía cutánea, si deseas, particularmente con las mascarillas para el rostro. Prueba la mascarilla Colágeno Marino de Bretagne Piel sublimada Antiedad Nature Attitude. Aplícala simplemente en una piel limpia y seca durante 15 minutos, hasta dos veces por semana, para aprovechar sus efectos.

Cremas para el rostro

Para un tratamiento diario, sencillo de usar, puedes optar por cremas faciales con colágeno marino. Solo necesitarás aplicarlas mañana y noche en tu piel para hidratarla y brindarle más elasticidad.

Un consumo útil
Si optas por ingerir colágeno marino en forma de suplemento alimenticio, vela en respetar la posología. Sigue el tratamiento por un mínimo de un mes y hasta 6 meses si es necesario.

Indispensable para nuestro cuerpo, el colágeno va escaseando con el paso del tiempo. El colágeno marino constituye una solución ideal para brindar elasticidad a tu piel y flexibilidad a tus articulaciones. Resulta, por lo demás, muy fácil de consumir a diario.

Tres puntos claves para recordar sobre el colágeno marino:

  • Un sustituto al colágeno humano: con el tiempo, el colágeno de nuestro cuerpo va disminuyendo, volviéndose necesario encontrar otra fuente. El colágeno marino es una excelente alternativa;
  • Diversos modos de administración: puedes elegir consumir colágeno marino mediante tratamientos cutáneos, como cremas o mascarillas, o por vía oral con suplementos alimenticios;
  • Diversos beneficios: el colágeno marino ayuda a combatir las arrugas, pero también a mejorar la elasticidad de nuestras articulaciones.
Más sobre el autor
Paul Musset
Paul Musset
Farmacéutico
Licenciado de un doctorado en Farmacia en la Universidad de Reims (Universidad en Francia), Paul Musset es un gran apasionado de la medicina natural y la nutrición deportiva. Te acompañará en "Tu rincón de bienestar y belleza" dándote sus consejos de salud y bienestar.
Virtudes del ginseng en tu organismo ◀◀
¿Cómo cuidar de nuestro cabello en otoño? ►►