Herbología:
beneficios de las plantas en nuestro organismo

Escrito por Paul Musset, Farmacéutico | publicado el

Herbología: beneficios de las plantas en nuestro organismo

Las plantas no solo sirven para ser hermosos adornos decorativos. La herbología, ámbito que consiste en extraer lo mejor de las plantas para preparar remedios naturales, lo demuestra. Las plantas usadas en este ámbito son muy numerosas y poseen decenas de posibles aplicaciones para resolver problemas de salud menores. Dificultad en conciliar el sueño, trastorno digestivo: ¿Cuáles son las plantas que calman los malestares diarios?

¿Qué es la herbología y la medicina a través de las plantas?

¿Cómo usarlas?

Tisanas e infusiones

En la herbología, las tisanas se usan por vía oral: el propósito es dejar en infusión plantas secas en agua caliente, y luego, beber. Es preferible consumirlas calientes, poseen un interés tanto medicinal como gustativo. Para diversos trastornos de salud menores, se recetan tisanas de plantas de acuerdo a la o las plantas que las componen. Puedes usar también una tisana que combina diferentes plantas con virtudes complementarias, por ejemplo un complejo para favorecer la digestión o mejorar el sueño. Finalmente, las infusiones existen en dos formatos, en bolsitas para poner directamente en la taza de agua caliente o, a granel, para poner en una tetera.

Vaporizaciones

Las vaporizaciones sirven para descongestionar las vías respiratorias. Las plantas se usan con agua caliente que se transforma en vapor de agua: ese vapor es el que inhalas. La primera etapa para realizar una vaporización es dejar las plantas en infusión en un gran cuenco lleno de agua caliente. Deja descansar por unos minutos, inclina luego la cabeza encima del cuenco y cúbrela con una toalla. Basta con que inhales el aroma de las plantas contenido en el vapor de agua por unos segundos, toma un descanso y luego, vuelve a inhalar. Tienes que saber que las plantas que se usan en vaporización también pueden ser bebidas en tisana, como es el caso particular del tomillo.

¿Qué precauciones tomar?

Aunque son naturales, las plantas no son inofensivas para la salud. Es importante, por tanto, respetar la dosis recomendada en tu caja de tisana o por la herboristería. Por ejemplo, en caso de tisana diurética, un alto consumo puede engendrar trastornos del sistema digestivo y urinario. Asimismo, algunas tisanas no son aconsejables para niños. Finalmente, recuerda que una infusión o una vaporización no es una medicina y en ningún caso puede sustituir un tratamiento adaptado. En caso de malestar severo y/o persistente, se recomienda consultar un médico.

¡Piensa de igual manera en los aceites esenciales y mezclas ayurvédicas!
¿Deseas curarte con plantas? ¡Considera también la aromaterapia y en particular los aceites esenciales! Estos últimos, muy concentrados, se usan por vía externa (cutánea) o interna. Descubre,  por otra parte, las mezclas ayurvédicas, infusiones complejas de plantas y especias que interactúan para harmonizar el cuerpo y el espíritu, estimulándolos.

Elige las plantas de acuerdo a tu necesidad

Depurativa y adelgazante

Existen diversas tisanas depurativas, quema-grasas y adelgazantes. Las quema-grasas estimulan el organismo para que queme las grasas en forma más eficaz. Estas tisanas son generalmente a base de cafeína o té verde. Para tener el vientre plano, se recomiendan otras: depurativas y drenantes. Tienen un efecto diurético que permite luchar contra la retención de agua y afinar ciertas partes del cuerpo, particularmente el vientre, donde el agua causaría hinchazón o incluso celulitis. Los drenantes suelen contener diente de león, alcachofa o hinojo.

Regular tu tránsito o tu digestión

Las tisanas e infusiones para el tránsito actúan a nivel del aparato digestivo. Se suele usar menta piperita, pero también limón y regaliz, para regular el tránsito y mejorar la digestión. Sirven como tratamiento de mantenimiento, en caso de malestar recurrente o en ocasiones puntuales (en caso de hinchazón, por ejemplo).

Reforzar la vitalidad

Para incrementar vitalidad y concentración, solemos recurrir a tisanas a base de cúrcuma y/o jengibre, ambos reconocidos por su capacidad en fortalecer el sistema inmunológico. La canela, por otra parte, contribuye a mejorar las capacidades físicas y mentales. Finalmente, para estimular la concentración, se recomiendan las tisanas o infusiones de jengibre y ginseng.

Dificultad para dormir

Para ayudar a conciliar el sueño y mejorar su calidad, las plantas que más se usan son la manzanilla, reconocida por sus virtudes tranquilizantes y calmantes, así como la verbena y el toronjil. Su exquisito sabor es perfecto para degustar en la noche, después de la comida y antes de acostarte.

Mejorar la circulación sanguínea

Las tisanas que se recomiendan para mejorar la circulación de la sangre en el cuerpo son a base de vid roja y espino blanco. Dato interesante, se recomiendan las tisanas de frutos rojos para mujeres lactantes, pues favorecen la producción de leche.

Antiestrés

Para las infusiones antiestrés, se hace uso de plantas con propiedades tranquilizantes. Se suele recurrir a la lavanda y al tilo, reconocidos como relajantes. En el caso de estrés pasajero, se recomienda el uso de estas tisanas para recobrar serenidad. Combinadas, son perfectas para un efecto relajante. Son similares a las tisanas preconizadas en caso de dificultad para dormir.

Respiración

Finalmente, las tisanas y/o vaporizaciones para facilitar la respiración y ayudar a descongestionar las vías respiratorias suelen ser a base de tomillo o incluso tomillo solo. De hecho, este ayuda a mejorar la respiración, calmando y purificando las vías respiratorias, particularmente en caso de resfriado o nariz congestionada. Se puede conseguir el mismo efecto usando romero y eucalipto o con un complejo que combina las 3 plantas.

Los productos de herboristería pueden ayudar a resolver en forma natural necesidades puntuales o calmar ciertos malestares, en complemento de la medicina tradicional.  Se toman las plantas benéficas para nuestro organismo en prevención o en tratamiento por algunos días.

Tres puntos claves para recordar sobre la herbología:

  • Se recomienda el consumo de tisanas e infusiones para mejorar la digestión, ayudar a conciliar el sueño o disminuir el estrés;
  • Las vaporizaciones ayudan a descongestionar las vías respiratorias, particularmente gracias al tomillo o al romero;
  • Las infusiones depurativas o adelgazantes contienen diente de león o alcachofa, con efecto drenante.
Más sobre el autor
Paul Musset
Paul Musset
Farmacéutico
Licenciado de un doctorado en Farmacia en la Universidad de Reims (Universidad en Francia), Paul Musset es un gran apasionado de la medicina natural y la nutrición deportiva. Te acompañará en "Tu rincón de bienestar y belleza" dándote sus consejos de salud y bienestar.
La yemoterapia para aliviar los malestares diarios ◀◀
Desodorantes para hombre y antitranspirantes: ¿cómo acertar? ►►