Farmacia o parafarmacia:
¿cuál es la diferencia?

Escrito por Paul Musset, Farmacéutico | publicado el

Farmacia o parafarmacia: ¿cuál es la diferencia?

Farmacia o parafarmacia ¿qué hacer para no perderse cuando necesitamos un producto de higiene, cosmético o de salud? Te damos visibilidad sobre el tema.

Farmacia: un espacio dedicado a los medicamentos y a los consejos

Una farmacia es, ante todo, una tienda de distribución de medicamentos. Estos pueden obtenerse con receta médica, en automedicación o por consejo de los farmacéuticos.

Un farmacéutico titulado

Para abrir una farmacia se requiere ser farmacéutico titulado. Aunque el equipo de venta puede también estar compuesto de auxiliares de venta, la presencia de un farmacéutico titulado es obligatoria desde la apertura hasta el cierre del local comercial.

¿Qué encontramos en una farmacia?

Medicamentos comprados a laboratorios, preparaciones elaboradas en el mismo local y “a la carta” según la prescripción médica, tratamientos homeopáticos, aceites esenciales, extractos de plantas inscritas en la farmacopea (es decir oficialmente y científicamente reconocidas por su eficacia terapéutica), pero también material médico y ortopédico (cámaras de inhalación o sacaleches eléctricos, muletas, ortesis, etc.).

Un profesional a tu servicio

Los farmacéuticos son autorizados para dar recomendaciones de uso para tus productos. Toman el tiempo para averiguar las recetas y calculan la cantidad exacta de medicamento que deben venderte para respetar la posología y duración del tratamiento. También están a disposición para contestar tus preguntas sobre los medicamentos. Por otra parte pueden aconsejarte sobre los productos disponibles sin receta, para tratar los pequeños malestares que no siempre necesitan una consulta médica.

Productos reembolsados

Finalmente, otra diferencia: bajo ciertas condiciones, la medicina recetada puede ser entregada sin que tengas que pagarla. Gracias al sistema que permite que el Seguro social y tu seguro complementario reembolsen directamente a la farmacia.

Parafarmacia: belleza, higiene y bienestar

¡El prefijo “para” que se antepone a la palabra farmacia es el detalle que lo cambia todo! Significa “casi, pero no exactamente igual a”. Si una parafarmacia se ve muy parecida a una farmacia, lo que se encuentra ahí no es exactamente lo mismo.

¿Qué encontramos en una parafarmacia?

En una parafarmacia, no hay medicina. Ni siquiera medicina sin receta médica. En una parafarmacia encontramos productos de belleza y todo tipo de cosmético (cremas, bálsamos, maquillaje...), productos de higiene (jabones, champús, lociones, desinfectantes, productos para bebés...), suplementos alimenticios y accesorios como pinza de depilar, cortaúñas, cepillos, tiritas...

Ninguno de los artículos vendidos en parafarmacia es reembolsable por el seguro médico.

Un comercio clásico

No se requiere un título de farmacéutico para abrir este tipo de negocio, es un comercio clásico, a menudo con franquicia, que solemos encontramos en los centros comerciales e hipermercados.

Una parafarmacia puede ser una tienda de pleno derecho, pero también existen secciones de parafarmacia en los hipermercados.

Farmacia y parafarmacia: los puntos en común

Una vez definidas las diferencias, cabe reconocer que en la práctica, a excepción de la medicina, el reparto de los artículos de venta no es tan exclusivo. Las farmacias tienen surtidas secciones de productos cosméticos y de accesorios de higiene y belleza. Por su lado, las parafarmacias venden artículos de bienestar con plantas, vitaminas o minerales que pueden parecer medicinas de automedicación, aunque no lo sean.

Por ejemplo, si practicas la aromaterapia, puedes encontrar aceites esenciales en farmacias y parafarmacias. Sin embargo, en teoría, solo las farmacias venden los aceites esenciales, con propiedades reconocidas y una composición química muy precisa, estrictamente definidos y descritos en la Farmacopea europea.

Otro ejemplo, algunos dentífricos son vendidos en centros comerciales e hipermercados al igual que en farmacias, solo que en otra versión:  en este caso, la dosis de principio activo puede ser superior.

Anécdota: los boticarios
¡Son los antepasados de las farmacias y parafarmacias! Desde la Antigüedad, los boticarios eran a la vez lo equivalente de los médicos y farmacéuticos: curaban a los enfermos preparando sus propios remedios, a menudo a partir de plantas que recolectaban o cultivaban si pertenecían a una abadía, o que compraban a los herboristas. En 1241, un edicto separó oficialmente la profesión de boticario, preparador de remedios, de la de médico. Pero recién en 1777, su corporación obtiene la exclusividad de la venta de medicina, que podía antes ser vendida por “tenderos-boticarios” sin formación sobre el cuidado de la salud.

Farmacias y parafarmacias en línea

Cada vez más consumidores recurren a páginas de internet para comprar suplementos alimenticios, productos cosméticos e incluso ciertas medicinas. Numerosas son las ventajas cuando se hace un pedido en línea:

  • Comodidad de hacer el pedido desde casa;
  • Discreción;
  • Tiempo para leer las opiniones producto y las instrucciones de uso;
  • Variedad y amplias gamas de productos;
  • Precios a menudo inferiores a los de las tiendas...

¿Qué podemos comprar en una farmacia en línea?

Lo mismo que en un local comercial excepto los medicamentos que requieren una receta médica. En cambio, se pueden encontrar tratamientos de automedicación, autorizados desde 2013. También se encuentran medicamentos veterinarios. Estos sitios de venta por internet son administrados por farmacéuticos titulados.

¿Qué encontramos en una parafarmacia en línea?

Ahí podemos encontrar lo mismo que en un local comercial, por supuesto, con una gama mucho más extensa de productos, pero seguimos sin encontrar medicinas, ni siquiera la que es accesible sin receta. Esto es para evitar la automedicación excesiva, que puede resultar peligrosa si no se tiene las recomendaciones de una persona calificada.

En Cocooncenter la parafarmacia en línea, tienes la seguridad de encontrar productos estrictamente seleccionados. ¡Incluso puedes encontrar ideas para tus regalos de Navidad en parafarmacia, como un surtido de productos de belleza!

¡Hoy es fácil comprar productos de salud, bienestar y cosméticos desde tu sofá en farmacias y parafarmacias en línea! Asegúrate sin embargo de escoger una página web fiable. ¡Lee los comentarios, compara los precios de envío, los servicios, la calidad del contenido, y haz tu elección!

Tres puntos claves para recordar sobre farmacia y parafarmacia:

  • Las farmacias venden medicina disponible con o sin receta médica, productos de cuidado personal, artículos cosméticos, material médico y ortopédico;
  • Las parafarmacias no venden medicina sino productos de higiene, belleza, pequeños accesorios y suplementos alimenticios;
  • Si tienes receta, la única opción es pedir los medicamentos en un local comercial. ¡Para lo demás, puedes encontrar en línea lo necesario para cuidar de ti, tratar tus malestares leves y preservar tu belleza! Sin embargo, nunca dudes en consultar a un profesional de salud.
Más sobre el autor
Paul Musset
Paul Musset
Farmacéutico
Licenciado de un doctorado en Farmacia en la Universidad de Reims (Universidad en Francia), Paul Musset es un gran apasionado de la medicina natural y la nutrición deportiva. Te acompañará en "Tu rincón de bienestar y belleza" dándote sus consejos de salud y bienestar.
Crecimiento del cabello: consejos y trucos para lucir una cabellera hermosa ◀◀
Crema antiedad y antiarrugas: ¿Cuáles son las diferencias? ►►