¿Cuáles son los beneficios de un tratamiento con levadura de cerveza?

Escrito por Paul Musset, Farmacéutico | publicado el

¿Cuáles son los beneficios de un tratamiento con levadura de cerveza?

Para gozar de una piel hermosa, favorecer el crecimiento del cabello y de las uñas, o restaurar tu microbiota intestinal, no hay nada como la levadura de cerveza. ¿Pero, de qué estamos hablando exactamente?

¿Qué es la levadura de cerveza?

La levadura de cerveza es un hongo microscópico cuyo nombre científico es Saccharomyces Cerevisiae, “Saccharo” evoca el azúcar (como en “sacarosa”) y “myces”, hongo. «Cerevisiae» hace referencia al ancestro de la cerveza, que los Galos fabricaban haciendo fermentar cebada u otras cereales o plantas (excepto el lúpulo).

Bajo el microscopio, este hongo se presenta en forma de pequeñas células redondas u ovaladas. Un cubo de 1 cm³ de levadura fresca prensada contiene alrededor de diez mil millones de células. La levadura Saccharomyces Cerevisiae tiene propiedades particulares: sobrevive a temperaturas comprendidas entre 0 y 55 grados, tiene un pH que varía entre 2,8 (muy ácido) y 8 (básico). También puede soportar períodos de desecación, al cabo de los cuales puede recobrar vida.

Como toda levadura, la levadura de cerveza puede desarrollarse en condiciones aerobias (con oxígeno) y anaerobias (sin oxígeno). Si se encuentra en presencia de oxígeno y azúcar, ella “rompe”este último (glicólisis), se multiplica muy rápido y produce agua y dióxido de carbono. En condición anaerobia, se multiplica más lentamente, pero produce alcohol además de dióxido de carbono. Esta propiedad fue la que llevó a que se usara desde el Antiguo Egipto hasta nuestros días, en la fabricación de cerveza.

¿Lo sabías?
Algunas cepas de Saccharomyces Cerevisiae se emplean para hacer pan: las conocemos como la levadura de panadería. Le confiere al pan un sabor distinto al sabor del pan elaborado con masa madre (el cual fermenta sin que se le añada levadura), cuya fermentación es láctica y no alcohólica.

Levadura de cerveza, una composición excepcional

La levadura de cerveza se compone en un 40% de proteínas en forma de aminoácidos. Estos representan 7 de los 9 aminoácidos esenciales, absolutamente necesarios para nosotros: leucina, isoleucina, metionina, fenilalanina, valina, triptófano, treonina. Como tal, es casi tan valiosa nutricionalmente como la famosa espirulina.

La levadura de cerveza contiene también numerosos minerales como calcio, cobre, hierro, magnesio, azufre, potasio... La fama de la levadura de cerveza se basa en su riqueza extraordinaria en vitaminas del grupo B: B1, B2, B3, B5, B6, B8, B12. ¡Las encontramos todas en cantidades significativas! La vitamina B8, también llamada vitamina H, participa en la síntesis de la queratina, componente principal del cabello, de las uñas y de la capa superior de la epidermis.

¿En qué forma podemos consumirla?

La levadura de cerveza existe en forma seca (escamas, comprimidos) o revivificable (cápsulas, sobres...). En el primer caso, se calienta a alta temperatura y ya no tiene vida, pero conserva todos sus nutrientes. En el segundo caso, las levaduras tienen vida, solo han sido estabilizadas calentándolas a menos de 40 grados. En contacto con la humedad, recobran su metabolismo natural.

¿Cuáles son las propiedades de la levadura de cerveza?

Su alto contenido en proteína confiere a la levadura de cerveza un valor de suplemento en el marco de una dieta vegetariana. Las dietas vegetarianas y más aún veganas carecen a menudo de vitamina B12, que se encuentra esencialmente en los productos de origen animal (sobre todo en los menudillos y las conchas, pero también en pescados y carnes). Esta vitamina presente en la levadura de cerveza es vital para varias funciones del organismo y en especial para la salud del sistema nervioso.

Las vitaminas del grupo B, en particular B8, refuerzan el cabello y las uñas y contribuyen a la belleza de la piel. La levadura de cerveza es un aliado eficaz para combatir el acné y los forúnculos.

Es también, en su forma revivificable solamente, un probiótico benéfico para el microbiota intestinal. Un tratamiento de varias semanas con levadura de cerveza puede restaurar y fortalecer el sistema inmunológico y la flor intestinal, en especial después de una gastroenteritis o un tratamiento antibiótico.

Puede ayudar a combatir estreñimiento, diarrea e hinchazón, aunque los primeros días de tratamiento puedan causar los mismos síntomas. Cuidado, sin embargo, de no consumir en caso de enfermedad intestinal (como enfermedad de Crohn) o en caso de defensas inmunológicas bajas (por ejemplo durante una quimioterapia). Arriesgaría pasar la barrera intestinal y penetrar el torrente sanguíneo, provocando infecciones.

En caso de embarazo, consulta tu médico de cabecera o farmacéutico antes de consumir levadura viva.

Levadura de cerveza para nuestros amigos de cuatro patas
¡Perros y gatos también merecen tener una piel sana, menos sujeta a la picazón, y un hermoso pelo tupido y brilloso! Les puedes dar levadura de cerveza para cuidar de su pelaje en forma de escamas que se espolvorean en su comida o en comprimidos (1 comprimido para 10 kg). ¡No suele haber contraindicación ni peligro alguno para los animales que se beneficiarán también con esta invaluable ingesta de vitamina B!

¿Cómo embellecer tu piel y cabello con la levadura de cerveza?

Existen diferentes gamas de levadura de cerveza de acuerdo a su uso: levadura de cerveza para embellecer la piel y levadura de cerveza para reforzar cabello y uñas. La dosis máxima de levadura por día se cuenta en unos cuantos gramos. Hay varias maneras de brindar a tu cabello, piel y uñas todos los beneficios de la levadura de cerveza:

  • Por vía interna, repartiendo la dosis de 5 a 6 gramos de levadura entre las diferentes comidas, a lo largo del día. En forma de escamas, la puedes espolvorear en los yogurs y ensaladas. Si no te agrada el sabor, escoge de preferencia los comprimidos o cápsulas.
  • Por aplicación externa: puedes preparar mascarillas con levadura de cerveza para tu cabello, piel y uñas. Para ello, deja la levadura revivificable en agua tibia para que recobre vida durante 15 a 30 minutos, aplica luego la masa obtenida en el cabello, rostro o uñas. Enjuaga al cabo de 20 minutos. Si tu piel tiene tendencia seca, puedes añadir una yema de huevo y/o un poco de aceite vegetal (olivo, argán, coco...) a tu masa.

¡Aprovecha todas las virtudes de la levadura de cerveza y vuelve a lucir un cabello fuerte y brilloso, una piel radiante, uñas resistentes y una digestión facilitada!

Tres puntos claves que recordar sobre la levadura de cerveza:

  • La levadura de cerveza es un hongo microscópico unicelular, usado desde la Antigüedad por su poder de fermentación;
  • La levadura de cerveza seca ha sido calentada a temperatura alta. Ya no contiene células vivas, pero conserva todos sus nutrientes. Es excelente para cabello, piel y uñas;
  • La levadura de cerveza activa, o revivificable, es una levadura viva que posee además una acción probiótica. Es muy útil para mejorar el microbiota intestinal, en tratamiento de dos o tres meses, renovable una o dos veces al año.
Más sobre el autor
Paul Musset
Paul Musset
Farmacéutico
Licenciado de un doctorado en Farmacia en la Universidad de Reims (Universidad en Francia), Paul Musset es un gran apasionado de la medicina natural y la nutrición deportiva. Te acompañará en "Tu rincón de bienestar y belleza" dándote sus consejos de salud y bienestar.
Cuidar de tu piel en otoño ◀◀
Encías irritadas: ¿Cómo cuidarlas? ►►