Cuidar de tu piel en otoño

Escrito por Marion, Esteticista / Cosmetóloga | publicado el

Cuidar de tu piel en otoño

¡Hablar del inicio de curso escolar es hablar del final de las vacaciones, pero también del regreso del otoño! El clima va cambiando y nuestra piel va a presentar nuevas necesidades para mantenerse en forma. Te explicamos cómo cuidarla durante este período de transición que no siempre le resulta tan fácil.

El otoño llega: ¿Cuáles son las consecuencias para nuestra piel?

Aparición de imperfecciones

Con los cambios de estación, las condiciones climáticas variables perturban nuestra piel. Corre el riesgo de secarse. Ahora, una piel seca es más frágil y sujeta a descamarse. Las pieles grasas, por su parte, van a producir sebo para luchar contra estas agresiones, lo cual puede incrementar la aparición de granos.

Rojeces

Además de las imperfecciones, la piel de nuestro rostro, así como de nuestro cuerpo, puede enrojecer por el cambio de temperatura. La hermosa tez bronceada del verano empieza a desvanecerse, ya no lucimos tan bien y se nota.

La importancia de un cambio de rutina

En otoño, las necesidades serán diferentes. Más hidratación, pero también más desintoxicación, pues hay que eliminar las impurezas. Debemos elegir entonces nuevos cuidados para la piel que nos permitan recuperar un cutis hermoso.

Mimar la piel de tu rostro

Particularmente delicada, la piel del rostro debe ser mimada todos los días para mantenerse tonificada aún en otoño. A continuación te indicamos los gestos adecuados para cuidar de tu piel.

Limpieza

Empieza limpiándote el rostro todos los días, mañana y noche. En la mañana para erradicar las toxinas que la piel eliminó durante la noche, y en la noche para quitar impurezas y contaminación que se pueden haber depositado. Una limpieza completa al final del día permitirá quitar el maquillaje que puede dañar la piel.

Exfoliación

Cuando el tiempo se enfría, la piel queda más seca. Puede entonces descamarse levemente y unas pieles muertas quedar adheridas a nuestro rostro. Además de antiestético, este fenómeno puede cerrar los poros de tu piel y causar imperfecciones. Practica por lo menos una exfoliación semanal para quitar estas pieles muertas y dejar que tu piel respire.

Hidratación

Cuando tu piel queda limpia y purificada, es necesario nutrirla para que conserve su vitalidad. El frío la seca, es necesario hidratarla entonces para que se repare naturalmente. Piensa en elegir una crema o un cuidado hidratante que se adapte a tu tipo de piel para un efecto óptimo.

Mascarilla

Aparte de esta rutina diaria, se recomienda añadir a tus tratamientos faciales una mascarilla. Permitirá tratar, nutrir y aún reparar tu piel según sus necesidades. Hay toda una variedad de mascarillas en el mercado, para que tengas la garantía de encontrar la que más se adapte a la naturaleza de tu epidermis.

Cuidar tu alimentación
Nuestra piel es el reflejo de lo que comemos, por tanto es importante tener una alimentación equilibrada si queremos mantenerla radiante y saludable, incluso en otoño.

Pensar en las demás partes del cuerpo

Que el rostro sea importante no significa que debamos descuidar las otras partes del cuerpo. Desde los labios hasta los pies, debemos adoptar buenas costumbres para pasar el otoño.

Piel de manos y pies

Manos y pies también necesitan que los hidratemos. Las manos, porque siempre están expuestas a los embates del clima, al sol y a las temperaturas que se enfrían. En cuanto a nuestros pies, están encerrados y a menudo sometidos a fricciones, necesitan un alivio. Para hidratar, recomendamos dar la preferencia a productos ricos y nutritivos que brindarán una reparación completa. Piensa en hacer una exfoliación suave de tus manos para devolverles suavidad y brillo. Para los pies, puedes usar una piedra pómez. Eliminarás así las pieles muertas y no dejarás que se engrose la epidermis y se vuelva dolorosa.

Piel del cuerpo

Al igual que el rostro, el cuerpo necesita renovarse y ser nutrido. Practica una exfoliación semanal para eliminar las células muertas, tu epidermis podrá así respirar mejor. Para que tu piel se mantenga suave y bien hidratada, usa cremas y otros productos hidratantes a diario.

Labios agrietados

La piel de nuestros labios es particularmente fina y sensible. Se daña con facilidad, sobre todo si irrumpen frío y viento. Dolorosas y antiestéticas, las pieles muertas no deben ser retiradas de cualquier forma o podrían causar pequeños cortes en los labios. Para eliminarlas, elige un exfoliante especial para esta zona. Piensa luego en hidratar tus labios para repararlos.

No neglijas la protección solar
En otoño, es necesario seguir protegiendo tu piel de los rayos solares. Siguen presentes más allá del verano y pueden ser nocivos. Es imprescindible seguir aplicando una protección solar en otoño. Elige por lo menos un factor 15, y hasta 30 si tienes piel clara. Algunas cremas de día incluyen una protección solar, piensa en este producto 2 por 1 muy práctico.

¿Qué rutina de belleza adoptar para el otoño?

Cuando llega el otoño, unos gestos sencillos te ayudarán a mantener una piel hermosa.

1. Una limpieza profunda de tu rostro
Primera etapa, limpiar tu rostro para quitar el maquillaje, la contaminación y otras impurezas. Puedes elegir entre diversas texturas de limpiadores, de acuerdo a tu preferencia. Primero, el agua micelar brinda a la piel un toque de frescura y sirve tanto para asear como para desmaquillar. Existen también geles o lociones limpiadores purificantes según la preferencia de cada persona.

2. Eliminar pieles muertas
Para que tu piel se vea bien, necesita respirar. Es necesario entonces que los poros estén lo más abiertos posible. ¿Cuál es la mejor forma de lograrlo? ¡Las exfoliaciones! Una a dos veces a la semana, desincrusta tu piel eficazmente. La exfoliación se practica sobre piel limpia y ligeramente húmeda para una aplicación más agradable. Realiza luego movimientos circulares, de adentro hacia afuera, sin presionar mucho para no dañar la piel.

3. Hidratar profundamente
Nutre tu epidermis con un cuidado hidratante que se adapte a las necesidades de tu piel. Para las pieles normales a grasas, la emulsión hidratante Hydrance Légère de Avène será ideal. Para las pieles normales a secas, les asentará bien la crema hidratante CeraVe.

4. Bonus: Suplementos alimenticios útiles
Los suplementos alimenticios, combinados con un buen ritual de belleza, pueden ser excelentes aliados para cuidar de tu piel en otoño. Si tienes piel seca, existen suplementos alimenticios específicos que combaten la deshidratación cutánea. Las pieles con tendencia al acné aprovecharán los suplementos alimenticios que ayudan a regular la producción de sebo. Otros ayudan a combatir los signos de envejecimiento.

Recuerda mimar tu piel en otoño para que no se ponga tristona. Crema hidratante, aseo diario y eliminación de pieles muertas, podrás marcar una diferencia significativa con respetar tan solo unos gestos sencillos.

Tres puntos claves que recordar para cuidar de tu piel en otoño:

  • Cuidar de todo tu cuerpo: rostro, manos, labios, pies, diferentes partes de nuestra piel son afectadas por la llegada del otoño, necesitamos gestos adecuado para cada una de ellas;
  • Estimular el sistema inmunológico: el retorno del frío fragiliza nuestro sistema inmunológico, necesitamos reforzarlo para evitar enfermarnos;
  • Adaptar el uso de productos a la estación: las necesidades de nuestra piel cambian de acuerdo a la estación, recuerda usar los cuidados adecuados para cada período.
Más sobre el autor
Marion
Marion
Esteticista / Cosmetóloga
Nuestra Esteticista Marion está graduada en Estética/Cosmética, especializada en el cuidado dermo-cosmético y en maquillaje. A través de "Tu rincón de bienestar y belleza", Marion te ayudará a cuidar de tu rostro y cuerpo dándote consejos de belleza.
Protección solar: ¿Será necesario proteger su piel en invierno? ◀◀
¿Cuáles son los beneficios de un tratamiento con levadura de cerveza? ►►