El caramelo sin azúcar:
una posible alternativa para diabéticos

Escrito por Paul Musset, Farmacéutico | publicado el

El caramelo sin azúcar: una posible alternativa para diabéticos

¿Qué mejor que otorgarse el placer de comer una golosina de vez en cuando? Pero el caramelo tiene un alto contenido de sacarosa y jarabe de glucosa. Queda entonces prohibido para los diabéticos en quienes aumenta el riesgo de hiperglucemia. Ahora, apareció el caramelo sin azúcar para que todos puedan darse un gusto.

Diabetes y azúcar: una mezcla peligrosa

Una enfermedad crónica en constante evolución

La diabetes se caracteriza por un exceso de glucosa en la sangre. Cuando en ayunas la glucemia es igual o superior a 1,26 g/l dos veces seguidas o igual o superior a 2 g/l en cualquier momento del día, la enfermedad se ha declarado. Se deberá empezar un tratamiento con insulina y adquirir nuevos hábitos alimenticios.

La diabetes tiene consecuencias directas sobre el corazón, los vasos sanguíneos, los riñones, el sistema nervioso y la vista. Para evitar tales consecuencias, el tratamiento debe seguirse al pie de la letra. Cada día, la tasa de glucemia debe ser medida con la ayuda de un aparato especial. En consecuencia es imprescindible controlar el consumo de carbohidratos.

En España, varios millones de personas padecen diabetes. Sin embargo, los profesionales de la salud consideran que existen además, varios cientos de pacientes que todavía ignoran que tienen esta patología. No se puede sanar de esta enfermedad. Pero el tratamiento con insulina permite limitar la tasa de azúcar en la sangre.

Diferenciar azúcar y carbohidratos

Si el azúcar queda excluido de las dietas para los diabéticos, los carbohidratos tienen que seguir formando parte de su alimentación. Estos aportes representan 50 % de la comida ingerida. Las personas que padecen diabetes deben procurar integrar buenos carbohidratos a su alimentación.

Podemos diferenciar los carbohidratos complejos y los azúcares simples. Los carbohidratos complejos sirven para proporcionarnos la energía necesaria a lo largo del día. Los azúcares simples solo dan un impulso puntual de energía.

Antes que todo, los diabéticos deben evitar los azúcares rápidos, ricos en fructosa o sacarosa. Pueden clasificar los alimentos de acuerdo a su índice glucémico y privilegiar así los buenos alimentos.

El índice glucémico de los alimentos
Se ha establecido este valor para clasificar los alimentos según su incidencia en el aumento del azúcar en la sangre. La glucosa posee el valor máximo que es de 100. La miel tiene un índice glucémico de 62, mientras que el de la manzana es solo de 38.

El principio de este índice glucémico es centrarse en los buenos carbohidratos. Es muy útil para los diabéticos que deben adoptar una dieta específica. Unas opciones interesantes son las verduras que poseen todas un índice glucémico inferior a 15.

Los cereales deben ser seleccionados con cuidado. Un diabético deberá orientarse de preferencia hacia el arroz moreno, el trigo, las pastas y el pan integral. Con un índice inferior a 50, ofrecen sin embargo la energía necesaria al buen funcionamiento del organismo.

Cambiar el azúcar por ingredientes benéficos

Los edulcorantes bajos en calorías

Definición: los edulcorantes bajos en calorías corresponden a carbohidratos obtenidos a partir de vegetales o gracias a la hidrogenación del azúcar. Tienen el mismo poder edulcorante que el azúcar, sin el impacto negativo sobre la salud. Con menos calorías, su consumo conviene para las personas que quieren mantener su figura.

Para la salud de los diabéticos, sin embargo, los edulcorantes bajos en calorías pueden tener un impacto negativo. Es mejor evitar el manitol, sorbitol o isomaltosa aunque contengan menos azúcar que la sacarosa. Su consumo eleva muy rápido el nivel de azúcar. Es preferible, para las personas que padecen esta enfermedad crónica optar por edulcorantes intensos.

Los edulcorantes intensos con real poder edulcorante

Estos edulcorantes se obtienen a través de procesos químicos. Su composición no incluye necesariamente elementos de hidrato de carbono o vegetales. Se les considera intensos pues su poder edulcorante supera en promedio 15 000 veces el del azúcar.

Para los diabéticos, los edulcorantes intensos permiten obtener un sabor dulce sin que suba el nivel de azúcar en la sangre. Aspartamo, acesulfamo, sacarina o sucralosa representan sustitutos interesantes al azúcar. Ya que su índice glucémico es de 0, son perfectos para los diabéticos. Los pueden aprovechar sin riesgo para la salud.

Enfoque en la stevia, una solución natural

El poder edulcorante de la stevia es 300 veces superior al del azúcar. Puede reemplazarlo por tanto de manera muy eficaz. Con un índice glucémico de 0, es la solución ideal para los diabéticos.

Los caramelos de stevia están haciendo su aparición. Hacen parte de las golosinas que podemos disfrutar a lo largo del día. Esta solución natural que hará feliz a muchos, evita quedarse con las ganas.

El caramelo sin azúcar, una buena noticia para los diabéticos

Caramelos con edulcorantes

Para que los diabéticos puedan darse un gusto sin poner en riesgo su salud, algunas marcas se especializaron en los caramelos sin azúcar. Es el caso de Halter, con sus productos endulzados con acesulfamo. Este edulcorante permite a los diabéticos consumir caramelos.

Los caramelos favoritos tienen ahora su versión sin azúcar. Desde la marca Arlequín hasta los caramelos de fruta acidulados, los fabricantes ofrecen un mundo de posibilidades. Se pueden encontrar los deliciosos caramelos de Vichy, las gomas de regaliz , los caramelos mentolados, fabricados con edulcorantes.

Caramelos sin azúcar con sabores originales

Los fabricantes de estos tipos de caramelos no solo consiguieron reemplazar el azúcar, sino que proponen también sabores interesantes. De esta manera, los diabéticos pueden descubrir sabores a badiana, cola o caramelo.

Estos pequeños placeres pueden ahora formar parte de su vida diaria. Un caramelo con café alegrará la mañana. Los sabores a savia de pino y nube son sinónimos de delectación. Gracias a los edulcorantes, los diabéticos también pueden consumirlos cada día.

Un gusto sin riesgo para los diabéticos

Los diabéticos pueden disfrutar de estos caramelos según su antojo, gracias a la opción sustitutiva al azúcar puesta a disposición para cada uno de ellos. Sin embargo no se debe descuidar su aporte en calorías.

Aunque no obligatoriamente aumenten el nivel de azúcar en la sangre, pueden desequilibrar la dieta alimenticia. El caramelo sin azúcar se debe consumir entonces con moderación. Se trata de un gusto, accesible para todos ahora, pero que debe seguir siendo ocasional. Diabéticos y personas que quieren mantener su figura pueden recurrir a ellos sin sentir culpa, mientras ese consumo sea razonable.

Los diabéticos tienen ahora acceso a productos sin azúcar que les permite consumir caramelos sin que el nivel de glucosa suba peligrosamente. Gracias a edulcorantes cuidadosamente seleccionados, éstos no representan un riesgo para su salud.

Tres puntos claves para recordar sobre el caramelo sin azúcar:

  • Tiene un índice glucémico bajo;
  • Se elabora con edulcorantes;
  • Es sin riesgo para los diabéticos.
Más sobre el autor
Paul Musset
Paul Musset
Farmacéutico
Licenciado de un doctorado en Farmacia en la Universidad de Reims (Universidad en Francia), Paul Musset es un gran apasionado de la medicina natural y la nutrición deportiva. Te acompañará en "Tu rincón de bienestar y belleza" dándote sus consejos de salud y bienestar.
¿Qué baño de burbujas, champú o gel de ducha elegir para tu niño? ◀◀
La yemoterapia para aliviar los malestares diarios ►►