Cuida tus manos en invierno con cold cream

Escrito por Paul Musset, Farmacéutico | publicado el

Cuida tus manos en invierno con cold cream

¡El invierno sí que daña las manos! Entre frío y tareas diarias, son fuertemente probadas.  Cold cream es una buena alternativa para ayudarles a pasar la temporada. ¿Qué es exactamente? y ¿cómo usarla? Examinemos las mejores maneras de cuidar tus manos en invierno.

Lo que tienes que saber sobre el cuidado de las manos y la crema cold cream

¿Por qué cuidar tus manos? y ¿cuáles son sus necesidades?

Particularmente expuestas a las agresiones externas, las manos son muy vulnerables. Frío, manipulaciones, lavados frecuentes con agua o uso de productos de limpieza pueden fragilizarlas. ¿Por qué? Pues, si bien algunas partes de piel de las manos son bastante gruesas (palma, dedos), otras son muy finas como el dorso. En ese lugar la capa córnea es muy fina. La piel resulta muy sensible y puede fácilmente deshidratarse, manifestándose rojeces y fisuras. Sin el cuidado adecuado, estas pequeñas molestias pueden empeorar y volverse grietas dolorosas.

Para evitar esta situación, es importante mantener las manos hidratadas. Para lograrlo, no hay secreto, es necesario compensar la falta de agua de la piel aplicando una crema hidratante.

El valor de tener una piel hidratada
¿Lo sabías? Para protegerse, la piel está cubierta por una película hidrolipídica. Su función es protegerla de las agresiones e impedir que se infiltren hongos y bacterias. Sudor, sebo y agua son los principales componentes de esta película.

¿Qué es cold cream?

Todo empezó en el siglo II. El médico griego Claudio Galeno crea una mezcla con virtudes terapéuticas, compuesta con aceite de olivo, cera de abejas y agua. Esta cera tiene por función  proteger la piel. A principios del siglo XX, otros ingredientes vienen a complementar la fórmula para optimizar sus funciones cosméticas, de acuerdo a la necesidad. Así, el aceite de almendra dulce puede sustituir el aceite de olivo, por ejemplo. En todo caso, la composición básica de una cold cream sigue siendo la misma: agua, cera y un cuerpo graso.

¿Por qué usar cold cream para las manos?

La combinación de estos 3 componentes convierte cold cream en una aliada para las manos frágiles en invierno. A diferencia de una crema clásica, la presencia de cera garantiza una mayor protección al depositar una película que protege contra las agresiones externas. Cold cream preserva la integridad de la barrera cutánea.

Otros usos de cold cream

El uso de cold cream no se limita a proteger las manos. De hecho, los laboratorios dermatológicos desarrollaron numerosos cuidados a base de cold cream para responder a las necesidades de las pieles más secas y sensibles. Así, esta cera entra en la composición de tratamientos para el cuidado íntimo, cremas corporales, bálsamos labiales, etc.

Por otra parte, su eficacia para prevenir la sequedad cutánea la vuelve un excelente tratamiento para los recién nacidos. Por esta razón, suele encontrarse cold cream en la composición de productos de higiene para bebés y niños pequeños. Cocooncenter creó precisamente una selección de productos cold cream para toda la familia.

Cold cream y el cuidado de manos: nuestros consejos

¿Cómo usar tu crema para manos? Método y frecuencia

Las manos son delicadas y merecen ser mimadas. La crema a base de cold cream puede ser usada varias veces al día según la necesidad. Sin embargo, para lograr un resultado óptimo, mejor es aplicarla sobre una piel perfectamente limpia.

Rutina de belleza de las manos a base de cold cream:

  1. Limpiar suavemente con una pastilla de jabón nutritiva a base de cold cream;
  2. Secar delicadamente las manos sin frotar para evitar irritarlas (particularmente si presentan fisuras o grietas);
  3. Depositar un poco de crema en la palma de la mano;
  4. Untar y calentar la textura frotando las palmas de ambas manos;
  5. Masajear el dorso de la mano, luego cada dedo haciendo movimientos circulares con el pulgar de la otra mano;
  6. Terminar masajeando las uñas.

Buenas prácticas para tener manos hermosas

Cold cream es aliada de las manos fragilizadas, puedes optimizar sus efectos adquiriendo buenos hábitos. A menudo, el tener manos secas resulta de prácticas cotidianas equivocadas. Te compartimos a continuación algunas ideas para ayudarte a mantener manos suaves y hermosas, para que cuides tu piel al mismo tiempo que empleas cold cream:

- Llevar guantes para lavar los platos y limpiar la casa: los productos de limpieza resultan a menudo abrasivos e irritantes. Su composición puede fragilizar la epidermis y volverla más sensible. Por otra parte, lavar los platos a mano implica mantener las manos un tiempo más o menos prolongado en agua muy caliente. Ahora, el agua caliente del grifo suele venir cargada en caliza, aumentando así el riesgo de sequedad cutánea.

- Practicar exfoliaciones con regularidad: como es el caso para todas las demás partes del cuerpo, la capa superior de la piel de las manos se compone de células con un ciclo de vida limitado. Al acabar este, las pieles muertas tienen que deja paso a células nuevas. Practicar exfoliaciones regulares garantiza una buena regeneración cutánea y la eliminación de pieles muertas.

- De ser posible, preferir el lavado de manos al uso de gel desinfectante: en el contexto sanitario actual, el gel desinfectante se abrió un lugar privilegiado entre los productos higiénicos favoritos de cada uno. No obstante, si bien este producto resulta ser un arma eficaz para eliminar de nuestras manos virus y bacterias, su composición a base de alcohol lo vuelve sumamente agresivo en caso de uso frecuente.

- Velar en mantener las manos secas: una piel que permanece mojada favorece la sequedad cutánea. Por este motivo el secado de manos no debe ser negligido.

Para mantener tus manos suaves y saludables, necesitas mimarlas, mayormente cuando las temperaturas exteriores rondan el cero grado. En invierno, cold cream es sin lugar a duda la mejor aliada de las manos fragilizadas.

Tres puntos claves para recordar sobre la crema cold cream:

  • Cold cream se compone de tres elementos: un cuerpo graso, aceite vegetal y cera;
  • Las cremas a base de cold cream protegen la piel contra agresiones gracias a la cera que forma una película protectora;
  • Cold cream no solo sirve para las manos, puede emplearse para todo el cuerpo y su fórmula básica hipoalergénica hace de ella un excelente producto para el cuidado de los bebés.
Más sobre el autor
Paul Musset
Paul Musset
Farmacéutico
Licenciado de un doctorado en Farmacia en la Universidad de Reims (Universidad en Francia), Paul Musset es un gran apasionado de la medicina natural y la nutrición deportiva. Te acompañará en "Tu rincón de bienestar y belleza" dándote sus consejos de salud y bienestar.
Encías irritadas: ¿Cómo cuidarlas? ◀◀
Aceite seco: ¿Qué utilizaciones y cómo elegirlo? ►►