¿Cómo elegir el chupete de tu recién nacido?

Escrito por Paul Musset, Farmacéutico | publicado el | actualizado el 25/08/2020

¿Cómo elegir el chupete de tu recién nacido?

Para satisfacer la necesidad de succión de tu bebé, quieres comprar un chupete. Pero ante la variedad de posibles modelos, ¡es difícil decidirse! ¿Cómo elegir el chupete que conviene para tu recién nacido? A continuación, unos consejos a seguir para que no te equivoques.

¿Por qué juega el chupete un papel importante para el bebé?

Una necesidad natural de succión

Desde el nacimiento, se presenta en el bebé la necesidad fisiológica de succión. Ésta desaparece generalmente alrededor de los 22 a 24 meses. En un primer tiempo, corresponde a una necesidad natural. Es un reflejo muy característico de los seis primeros meses. El bebé solo busca alimentarse para satisfacer sus necesidades.

Observar este movimiento de succión innato en los bebés es lógico, ya que buscan mamar el pecho materno. El chupete juega tanto un papel de estímulo de la succión como de tranquilizador  para el bebé.

Un efecto calmante

El uso del chupete para succionar, libera endorfinas en el recién nacido. Le trae calma y pone fin al llanto. Hasta el segundo año, la succión tiene esa capacidad de calmar al bebé. Es natural entonces que busque mamar, tanto el seno materno como el chupete. Para ayudarlo a calmarse y a  desarrollarse con facilidad, ese gesto debe ser alentado. Participa en el bienestar del niño, a lo largo del día.

¿Cuáles son los criterios para la elección de un chupete?

Adaptar a la edad del niño

Escoger un chupete que corresponda a la morfología del bebé es indispensable para su bienestar. Así evitarás la deformación del paladar. Debes orientarte hacia modelos para primera o segunda edad, a medida que tu bebé va creciendo.

Los chupetes se clasifican en tres categorías:

  • De 0 a 3 meses: perfecto desde el nacimiento, su tetina ha sido diseñada para adaptarse a la boca del recién nacido;
  • De 3 a 6 meses: más grande que el modelo anterior, ha sido ideado para facilitar la succión del bebé;
  • Más de seis meses: el chupete es más ancho para evitar que se ahogue durante la succión.

Para elegir el adecuado, consulta las indicaciones presentes en el producto. Especifican la edad  correspondiente a la talla. Por la seguridad de tu bebé, debes respetarla rigurosamente.

¿Lo sabías?
Unos chupetes han sido formulados especialmente para los prematuros, que todavía no han adquirido los reflejos necesarios para su uso. Diseñados específicamente para una morfología pequeña, incluso existen con grabación de voz para felicitar al bebé cuando logra mamar.

Elegir el material más adecuado para el chupete

Silicona o caucho, cada material tiene sus ventajas e inconvenientes.

La silicona es transparente. La elección de este material se justifica por su aspecto blando y suave. Es más fácil para los recién nacidos familiarizarse con un chupete sin olor ni sabor. Para los padres que quieran invertir en un material duradero, tendrá sin duda la preferencia. Pues su vida útil es mayor que la del caucho. A cambio, hay que contar con un precio más elevado.

El caucho, por su lado, se diferencia por su color ámbar. Si bien su material es más blando aún que la silicona, tiene un ligero olor que puede incomodar. Cuando la necesidad de succión del bebé se haga menos notoria, puedes orientarte hacia ese látex. A los recién nacidos les gusta mucho su forma que se parece más a la del pezón.

Para averiguar cuál es más adaptado, los padres pueden velar en presentar los dos a su bebé. Éste tomará la decisión final. Independientemente del material que escojas, no olvides cambiar el chupete cada trimestre ya que puede presentar algún peligro cuando esté dañado.

Elegir el tipo de chupete adecuado

Los fabricantes se adaptan a las necesidades de los bebés. Los padres pueden así elegir entre diferentes tipos de chupetes:

  • El chupete fisiológico se caracteriza por su forma asimétrica. Diseñado para adaptarse perfectamente al paladar, evita una eventual deformación. La lengua se ubica correctamente, volviendo agradable la succión. Su propósito es permitir un desarrollo adecuado del maxilar sin riesgo de mover los dientes;
  • El chupete anatómico se diferencia por su punta redondeada y simétrica. Su forma ha sido desarrollada para ser parecida al pezón de la madre. Es perfecto para los lactantes. La transición con el pecho resulta así más fácil;
  • El chupete para el día cuenta con una forma que permite una succión intensa;
  • El chupete nocturno está reservado para tranquilizar o consolar a tu bebé durante su sueño.

El consejo adicional
Para que tu bebé encuentre fácilmente su chupete en la oscuridad, puedes optar por un modelo fluorescente. Su luz tenue permite que tu niño lo encuentre y se tranquilice durante la noche.

Procura elegir un chupete que sea práctico

La importancia del disco

Un buen chupete tiene un disco adaptado para facilitar la respiración de los recién nacidos durante la succión. Al momento de comprarlo, los padres deben averiguar que tenga una forma cavada a nivel de la nariz. De este modo, el bebé puede respirar normalmente sin tener la nariz aplastada. Los modelos que obligan a respirar por la boca deben quedar excluidos.

El envase protector

El guarda chupete mantiene el chupete limpio mientras no se use. Es muy útil después de una esterilización, para garantizar que ningún germen venga a contaminarlo. Es muy práctico también para llevar el chupete durante los traslados. Permite tenerlo a mano cuando sea necesario, manteniéndolo protegido. Paseos y fines de semana donde los abuelos podrán hacerse en las mejores condiciones.

Pinza para chupete

Al engancharse en la ropa, evita perder el chupete cuando el bebé deja de mamar. Este accesorio resulta muy útil pues el chupete puede caerse de la boca cuando el bebé succiona menos. Se aconseja esta compra inteligente para todos los padres que no quieran perderlo.

Si bien el chupete juega un papel esencial en el crecimiento, debe seleccionarse con cuidado. Chupar debe seguir siendo una experiencia agradable que participe de manera eficaz en el desarrollo del niño.

Tres puntos para recordar y poder elegir el chupete más conveniente para tu bebé:

  • Alentar la succión de tu bebé con un chupete adaptado;
  • Elegir un modelo de acuerdo a su edad;
  • Seleccionar un modelo en función al uso previsto.
Más sobre el autor
Paul Musset
Paul Musset
Farmacéutico
Licenciado de un doctorado en Farmacia en la Universidad de Reims (Universidad en Francia), Paul Musset es un gran apasionado de la medicina natural y la nutrición deportiva. Te acompañará en "Tu rincón de bienestar y belleza" dándote sus consejos de salud y bienestar.
Un cutis perfecto en solo unos minutos gracias a nuestros consejos de maquillaje ◀◀
Desmaquillaje: una rutina de belleza a menudo descuidada ►►