Cabello graso:
¿Cómo decirle adiós a su aspecto grasiento?

Escrito por Marion, Esteticista / Cosmetóloga | publicado el

Cabello graso: ¿Cómo decirle adiós a su aspecto grasiento?

A menudo se asimila el cabello graso con una falta de higiene. Por eso las personas con cabello graso tienden a multiplicar los champús con la esperanza de librarse de ese complejo capilar. Desafortunadamente, pese a todos sus esfuerzos por mantener un cabello limpio, ese se empecina en permanecer graso. ¿Por qué el cabello tiende pronto a volverse aceitoso? ¿Cómo remediar el problema del cabello graso?

¿Por qué se engrasa el cabello?

¿Qué es el sebo?

El sebo es segregado por las glándulas sebáceas que se encuentran a la raíz de cada pelo. La misión de esa sustancia aceitosa es garantizar la hidratación necesaria para la epidermis al formar una película protectora, la película hidrolipídica. Ésta protege la piel de las agresiones exteriores y del riesgo de deshidratación.

Hiperseborrea: origen del cabello graso

Tal como lo hace con la piel, la película hidrolipídica que el sebo forma, protege el cuero cabelludo de la desecación. Sin embargo, producido en exceso, el sebo puede engendrar una obstrucción de los folículos pilosebáceos. Cuando ese fenómeno se produce, se ahoga la raíz. El cabello ya no respira suficiente y acumula grasa.

La hiperseborrea (exceso de sebo) es, por lo tanto, responsable de los problemas de cabello graso.

Las causas de la hiperseborrea del cuero cabelludo

Diversas razones pueden explicar la aparición de la hiperseborrea del cuero cabelludo:

  • El estrés;
  • La contaminación;
  • Una alimentación desequilibrada;
  • La testosterona;
  • Una sudoración excesiva;
  • Una enfermedad como la dermatitis seborreica;
  • Champús demasiado agresivos y demasiado frecuentes.

¿Cómo luchar contra el cabello graso? Adoptar buenos hábitos

Cambiar de hábitos

Malos reflejos que se debe desterrar

Algunos comportamientos banales en apariencia, favorecen de hecho el exceso de sebo, responsable del cabello graso:

  • Lavarse demasiado a menudo el cabello: porque el cuero cabelludo se reseca. Para remediar ese trastorno, las glándulas sebáceas producen más sebo y el cabello se vuelve más graso aún.
  • Frotarse vigorosamente el cabello: podemos tender a pensar que más vamos a frotar, mejor penetrará el champú. Pero esa fricción solo logrará alterar la película lipídica del cuero cabelludo y engendrará una mayor producción de sebo a fin de reconstituirla.
  • Alisarse sistemáticamente el cabello con secador: la temperatura muy elevada del secador reseca el cuero cabelludo que activará las glándulas sebáceas para defenderse.
  • Pasarse los dedos por el cabello: al repetirse esta acción, se estimula la secreción de sebo.
  • Revisar la alimentación

La alimentación no juega directamente un papel en la activación de las glándulas sebáceas. De hecho, no existe necesariamente una correlación entre alimentos con alto contenido energético y el cabello graso. Por otra parte, eliminar los ingredientes grasos de la dieta no garantiza que nos libremos del cabello graso. Sin embargo, un desequilibrio nutricional en el que predominan los alimentos grasos puede favorecer esa tendencia. En tal caso, un reequilibrio en la alimentación puede ser beneficioso.

Es interesante notar que los alimentos ricos en vitamina B (pescados, carnes magras, leguminosas, plátanos, huevos...) vuelven el cabello suave al limpiar los folículos pilosos.

Usar un champú adaptado

El cabello graso necesita un producto de aseo con agentes activos que regulen la grasa para evitar que se irrite el cuero cabelludo y que se activen más las glándulas sebáceas. Para devolverle la suavidad a tu cabello, Cocooncenter seleccionó para ti los mejores champús anti-grasa.

Nuestra selección de champús para cabello graso

Champú en seco, aliado del cabello graso
Lavar el cabello demasiado a menudo reseca el cuero cabelludo, favorece la producción de sebo y mantiene el cabello graso. Usar un champú en seco entre dos lavados puede resultar una alternativa interesante ya que presenta la ventaja de neutralizar el sebo sin limpiar a fondo, así evitamos resecar el cuero cabelludo.

Cuidar tu cabello graso con una mascarilla

Aplicar una mascarilla especial para cabello graso una vez a la semana, vuelve el cabello más saludable y reduce la producción de sebo.

Se reconoce la arcilla verde por sus virtudes purificadoras. Usada como mascarilla, tiene un efecto secante sobre las impurezas y el exceso de sebo.

Limón, el truco para los cueros cabelludos irritados
¿Lo sabías? El limón tiene la propiedad de cerrar los poros del cuero cabelludo, y evitar así la irritación y la sobreproducción de sebo. Para aprovechar sus beneficios, pon la corteza de un limón en un litro de agua hirviendo y deja descansar por veinte minutos. Una vez entibiada la preparación, úsala para enjuagarte el cabello.

Remedios naturales contra el cabello graso: la aromaterapia

La gran paradoja: aceite vegetal para acabar con el cabello graso

Puede parecer contradictorio usar un cuerpo graso para tratar un cabello con la misma característica, sin embargo algunos aceites vegetales tienen la facultad de reequilibrar la producción de sebo:

  • La jojoba;
  • La avellana;
  • La maracuyá.

Estos aceites se usan en mascarilla de la siguiente manera:

  • Aplicar el aceite sobre todo el cabello;
  • Dejar descansar media hora cubriendo el cabello con una toalla;
  • Lavar el cabello con champú suave.

Los aceites esenciales y su capacidad para regular el sebo

Los aceites esenciales se revelan también muy eficaces en la lucha contra el cabello graso. 100% naturales, son fungicidas y antibacterianos.

Entre los aceites esenciales que regulan el sebo podemos mencionar:

  • El aceite de Cedro del Atlas;
  • El aceite esencial de pomelo;
  • El aceite esencial de árbol de té;
  • El aceite esencial de romero;
  • El aceite esencial de salvia.

He aquí un ejemplo de receta especial para cabello graso:

En un frasco de 100 ml, incorpora:

  • 60 gotas de aceite esencial de pomelo;
  • 60 gotas de aceite esencial de cedro del Atlas;
  • 4 cucharadas de aceite vegetal de jojoba;
  • 4 cucharadas de aceite vegetal de avellana.

Mezcla bien la solución antes de usar como mascarilla.

A menudo, el cabello con tendencia grasa parece como si necesitara lavar con frecuencia para recobrar suavidad y ligereza. No obstante, lo determinante será la calidad del cuidado y no su frecuencia.

Tres puntos claves para recordar sobre el cabello graso:

  • El cabello graso se debe a un exceso de sebo a nivel del cuero cabelludo.
  • En caso de cabello graso, se deben evitar los champús frecuentes que solo agudizan el problema.
  • La mascarilla de arcilla es muy eficaz contra el cabello graso; la arcilla verde tiene la facultad de regular el sebo.
Más sobre el autor
Marion
Marion
Esteticista / Cosmetóloga
Nuestra Esteticista Marion está graduada en Estética/Cosmética, especializada en el cuidado dermo-cosmético y en maquillaje. A través de "Tu rincón de bienestar y belleza", Marion te ayudará a cuidar de tu rostro y cuerpo dándote consejos de belleza.
¿Cómo quitar las ojeras? ◀◀
Descubre el tipo de piel que tienes para cuidarla mejor ►►