Rostro, cabello:
¿cómo escoger el mejor sérum?

Escrito por Marion , Esteticista / Cosmetóloga | publicado el

Rostro, cabello: ¿cómo escoger el mejor sérum?

Desde hace algunos años, una gran variedad de sérums para el rostro y el cabello ha venido a enriquecer la gama de cosméticos. ¿Para qué sirven? ¿Cómo escoger?

¿Qué es un sérum?

El sérum es un nuevo tipo de cuidado que apareció hace algunos años. Diferente de las lociones (fluidas pero poco concentradas en productos activos), y de las cremas (más espesas), los sérums a menudo son fluidos, incluso líquidos y muy concentrados en activos.

La variedad de sérums para el rostro que podemos encontrar en el mercado es muy amplia, pues son tratamientos creados para aportar una solución a cada problema de piel en particular. No existe EL mejor sérum para el rostro, sino más bien todo un mosaico de sérums, eficaces para tratar tu piel de acuerdo a la necesidad del momento: antiedad, hidratación, piel grasa, manchas, tez apagada...

A diferencia de una crema que queda en la superficie de la piel formando una barrera protectora, el sérum penetra profundamente la epidermis para actuar sobre las células. Por tanto se tiene que aplicar sobre la piel limpia, impoluta y desmaquillada, antes de aplicar cualquier otro cuidado. Luego se puede añadir una crema que complete su acción.

En vista de la concentración de activos, los sérums no están destinados a ser usados a lo largo del año, sino más bien en tratamientos de uno a tres meses.

¿Qué son los sérums para el cabello?
¿Cabello cansado, dañado, demasiado fino, apagado y áspero? ¿Caída de cabello, crecimiento lento o insuficiente? Los sérums existen para tratar esta clase de problemas. Existen principalmente dos categorías, algunos productos son mixtos. Los sérums para cabello seco han sido pensados especialmente para el pelo largo y las puntas, tienen una acción envolvente y alisadora. Revisten la fibra con diversos ingredientes que le confieren un aspecto más brillante y disminuyen los rizos. Otros sérums enfocan su acción a la raíz del problema, aportando nutrientes al cuero cabelludo, favoreciendo un crecimiento más rápido y cabellos más resistentes.

Los sérums antiedad

¿Qué sérums antiedad escoger? Los mejores sérums antiedad contienen ingredientes que combaten a la vez las arrugas y flacidez de la piel. Ya sea con extractos de plantas como el Aloe Vera o el Gingko Biloba, con ácido hialurónico rehidratante, con colágeno, con antioxidantes, con vitamina C que participa en la fabricación celular, muchas son las fórmulas que existen. Favorecen la renovación celular y combaten la sequedad cutánea. Eso sí, el sérum no protege contra los efectos del sol, y en caso de exposición no olvides completar tu cuidado con un protector solar con factor de protección elevado. Los rayos ultravioleta participan en el envejecimiento de la piel.

Nuestra selección de serums antiedad

Los sérums para pieles secas

Un tratamiento con un buen sérum hidratante para las pieles secas puede resultar beneficioso cuando las cremas no bastan. Esos sérums son ricos en sustancias que ayudan la piel a retener el agua, como el ácido hialurónico. Este existe en dos formas. El ácido hialurónico de alto peso molecular, no penetra profundamente en la piel sino que forma una película protectora contra la pérdida de agua. El ácido hialurónico de bajo peso molecular, en cambio, penetra más profundamente en la epidermis, estimulando las células de apoyo y la producción de colágeno mejorando así la hidratación. Los sérums para piel seca contienen a menudo aceites vegetales o glicerina para proteger la película hidrolipídica natural de la piel.

Nuestra selección de serums hidratantes

Los sérums para pieles grasas

Los sérums para pieles grasas tienen una textura “no grasa” y contienen agentes matificantes, sustancias que cierran los poros de la piel, ingredientes purificantes o seboreguladores. Pueden ser extractos vegetales como el limón, la salvia, pero también oligoelementos como el sinc o los que contienen las aguas termales. Como complemento del cuidado, debes evitar los productos de aseo demasiado agresivos que estimulan la producción de sebo al destruir la película protectora de la piel.

Los otros sérums

Existen muchos otros sérums para todo tipo de problemas cutáneos. Por ejemplo, algunos han sido pensados especialmente para la piel fina y frágil alrededor de los ojos. Existen también sérums contra las manchas que atenúa el color oscuro de las manchas provocadas por la exposición al sol y el envejecimiento cutáneo, gracias a ácidos de fruta o antioxidantes como el resveratrol de la uva. También podrás encontrar sérums cicatrizantes que favorecen la renovación celular a través de extractos vegetales que devuelven a la piel su aspecto uniforme y difuminan más rápido las huellas de heridas o de acné.

¿Cuál sérum escoger para tu rostro?

¡Ya lo habrás entendido, existe un sérum para cada tipo de piel, dependiendo de la situación, no se trata de usar siempre el mismo! Debes escoger el producto de acuerdo a la necesidad presente de tu piel. Ya sea que busques el mejor sérum antiedad para suavizar las marcas del envejecimiento cutáneo, o el mejor sérum hidratante para el bienestar a tu piel seca, encontrarás en Cocooncenter productos seleccionados con cuidado por su calidad y eficacia.

Aplica el sérum en la noche sobre la piel cuidadosamente desmaquillada, luego aplica la crema nocturna, y/o en la mañana después de una buena limpieza, antes de aplicar tu cuidado diario. Los sérums son muy concentrados por lo que algunas gotas bastan. Se calienta ligeramente el producto en las manos y se aplica sin frotar, desde el cuello hacia los pómulos y de los pómulos hacia las sienes. Espera un poco antes de aplicar una crema.

¡Aprovecha el sérum para el rostro, ese nuevo atributo de belleza y lucirás un rostro radiante y saludable, sin olvidar el sérum capilar!

Tres puntos claves para recordar sobre los sérums:

  • ¡Hay un sérum para cada problema de piel! Empieza identificando cuál es el principal problema de tu piel y escoge el sérum que mejor convenga, evitando las mezclas.
  • El sérum está previsto para penetrar profundamente en la epidermis: nada debe impedir su pase: ¡una piel limpia e impoluta lo absorberá más fácilmente!
  • No es necesario usar sérum todo el año: una cura de un mes a cada cambio de estación o una de tres meses para resolver un problema particular basta. ¡Luego es preciso tomarse un respiro!
Más sobre el autor
Marion
Marion
Esteticista / Cosmetóloga
Nuestra Esteticista Marion está graduada en Estética/Cosmética, especializada en el cuidado dermo-cosmético y en maquillaje. A través de "Tu rincón de bienestar y belleza", Marion te ayudará a cuidar de tu rostro y cuerpo dándote consejos de belleza.
Sequedad íntima: ¿cómo acabar con ella? ◀◀
Las estrías: Esas pequeñas cicatrices poco agraciadas que nos sacan canas verdes... ►►