Realizar con éxito la coloración natural de tu cabello en casa

Escrito por Marion, Esteticista / Cosmetóloga | publicado el | actualizado el 17/09/2020

Realizar con éxito la coloración natural de tu cabello en casa

¿Deseas teñirte el pelo por ti misma, aplicando una coloración natural en casa? Menos dañinos para la fibra capilar, los tintes vegetales pueden fácilmente ser aplicados en casa y con un resultado similar a una coloración profesional. Te damos aquí nuestros consejos para realizar tu coloración con éxito, y para cuidarla gracias a los tratamientos capilares adecuados.

Conoce más acerca de los tintes naturales

¿Cuál es su composición?

Los tintes vegetales (o naturales) están principalmente compuestos de ingredientes naturales. Pigmentos vegetales, obtenidos generalmente a partir de polvos de plantas o raíces como el añil o el cártamo, son los que permiten teñir el cabello. Se combinan con otros componentes que fijan el color en el cabello.

¿Qué diferencia hay con un tinte clásico?

A diferencia de los tintes para cabello clásicos, los tintes naturales no contienen productos colorantes químicos u oxidantes. En su composición no se encuentra amoniaco ni peróxido,  tampoco contienen parabenos o siliconas. Estos tintes respetan la fibra capilar y no vuelven el cabello seco o áspero. El pelo luce, por lo contrario, más brilloso y reflejos aparecen con la luz del sol. La cobertura puede resultar menos “intensa” que la de un tinte clásico, aunque permite cubrir perfectamente las raíces. Finalmente, los tintes 100% naturales se van desvaneciendo con el tiempo, después de varios meses, a diferencia de los tintes químicos permanentes.

Enfoque en la henna
¿Conoces la henna? Este polvo natural obtenido a partir de las hojas de un arbusto, permite una coloración duradera del cabello. Encontramos tonos anaranjados, amarillos y castaño rojizo. La henna es famosa por su uso capilar y por su capacidad para fortalecer el cabello.

¿Pueden encontrarse todos los tonos?

Los tonos disponibles en coloración vegetal corresponden a los colores de las plantas usadas: ébano, caoba, castaño, dorado, pero también con reflejos tirando hacia el rubio cobrizo o el rojo. No es posible entonces teñirse el cabello de azul o rosado con un tinte natural. El abanico de tonos es, sin embargo, muy amplio y va desde el rubio cobrizo hasta el castaño muy oscuro. Tampoco podemos pasar del color castaño al color rubio platino con un tinte vegetal. Para conseguirlo, tendrías que recurrir a una decoloración que contiene productos oxidantes (como el agua oxigenada) que cambia el cabello en profundidad. El tinte natural permite sin embargo cubrir las canas. Al igual que con un tinte clásico, el color final dependerá del tono natural de tu cabello.

Lograr con éxito tu coloración en casa, paso por paso

Preparar el cabello y el material

Antes de emplear el tinte vegetal, puedes aplicar una mascarilla de arcilla verde a tu cabello para desintoxicarlo y librarlo de posibles rastros de una coloración química anterior o de productos capilares. Es importante proteger luego tu piel, cubriendo tus hombros y tu nuca. Lo ideal sería pedir a otra persona, protegida con guantes también, que te aplique el tinte en el cabello. Por otra parte, piensa en tener a mano un peine, de preferencia de madera. Prepara entonces el tinte siguiendo las instrucciones que encontrarás en la caja: por lo general, el tinte de color se mezcla con un producto fijador.

Aplicar el tinte

Viene luego la etapa de aplicación del tinte. Si tienes el pelo corto, puedes lograrlo de una sola vez: aplicas el producto a una mitad de la cabeza y luego a la otra mitad, terminas peinando para repartir el producto. Si tu pelo es largo, es mejor proceder por secciones. Empieza despejando el cabello de abajo, atando el resto con una pinza encima de la cabeza. Aplica el tinte en los largos inferiores, peina para repartirlo bien. Suelta luego una sección más de cabello encima de la que ya trataste y repite las etapas. Haz lo mismo con toda tu cabellera hasta que quede empapada. Nada te impide aplicar el tinte solo en unas mechas para obtener un efecto balayage y dar algunos reflejos. Deja reposar el tiempo indicado en el tinte.

Enjuagar y lavar el cabello

Viene entonces el momento del enjuague. Allí también cabe respetar las instrucciones indicadas en la caja. A fin de quitar el exceso de producto, es preferible enjuagar el cabello y lavarlo luego dos veces seguidas. Usa para ello un champú suave asociado a un acondicionador o mascarilla, especialmente si tienes pelo largo. Algunos tintes vienen con un bálsamo capilar nutritivo para aplicar en ese momento. Deja secar al aire libre.

Cuidar de tu coloración

Lavar tu cabello a diario

Lo ideal es lavarte el cabello con un champú suave y natural, libre de tensioactivos con poder detergente. Puedes optar también por las gamas de champús especial brillo, adaptados para cabello teñido. Recuerda que el cabello teñido suele ser más frágil así que conviene tratarlo regularmente con mascarilla y/o acondicionador, incluso con sueros capilares si tu cabello es ondulado o dañado. Sigue nutriendo, por consiguiente, tu cabello teñido con una rutina capilar completa.

Proteger tu coloración para que dure

Para que se mantenga tu coloración, es importante que cuides tu cabello con productos adecuados. Elige entonces productos para el cuidado del cabello teñido. Asimismo, si optaste por una coloración oscura, evita exponerte demasiado al sol que tiende a esclarecerla. Finalmente, a diferencia de los tintes químicos, no existe contraindicación especial entre el tinte vegetal y el agua de mar o de piscina. Como éste no contiene peróxido ni colorantes sintéticos, no hay riesgo de que la coloración se ponga verde en contacto prolongado con el cloro de la piscina, por ejemplo.

Composición, aplicación, cuidado: ahora ya sabes más sobre las coloraciones capilares vegetales, que permiten teñir tu cabello de manera más suave, dándole hermosos reflejos naturales.

Tres puntos claves  para recordar sobre la coloración natural:

  • Las coloraciones naturales son más respetuosas del cabello;
  • Se aplican en toda la cabellera o en balayage, al igual que una coloración clásica;
  • Para mantener tu coloración, es preferible usar tratamientos adecuados para cabello teñido.
Más sobre el autor
Marion
Marion
Esteticista / Cosmetóloga
Nuestra Esteticista Marion está graduada en Estética/Cosmética, especializada en el cuidado dermo-cosmético y en maquillaje. A través de "Tu rincón de bienestar y belleza", Marion te ayudará a cuidar de tu rostro y cuerpo dándote consejos de belleza.
¿Cómo limpiar la nariz de tu recién nacido? ◀◀
Infusiones, tés y tisanas ayurvédicas: guía para el bienestar ►►