Cabello crespo:
explicaciones e instrucciones para cuidarlo

Escrito por Marion, Esteticista / Cosmetóloga | publicado el | actualizado el 04/05/2020

Cabello crespo: explicaciones e instrucciones para cuidarlo

¡Las interesadas estarán de acuerdo en reconocer que el mantenimiento del cabello crespo puede resultar algo complicado! ¿Qué peculiaridad tiene el cabello crespo?¿Qué tipo de cuidado necesita?¿Qué hábitos adoptar para darle realce? ¡Centrémonos en este cabello tan hermoso como difícil de domar!

Cabello crespo: características

¿Qué permite reconocer un cabello crespo?

El cabello crespo presenta rizos más o menos apretados. El carácter ondulado del cabello crespo se debe a la forma específica de su folículo. Éste tiene una forma curvada contrariamente al folículo del cabello liso, el cual es recto.

El cabello crece naturalmente en espiral. Es la razón por lo que sale horizontalmente del cuero cabelludo, en lugar de mantenerse recto como el cabello liso.

¿Lo sabías?
Un peluquero afroamericano, André Walker, estableció una clasificación de los tipos de pelo, para distinguir más fácilmente las formas específicas. Esta escala va de 1 a 4. La primera categoría concierne el cabello liso. La última, es el cabello crespo. En esta categoría 4, él distingue tres subdivisiones: - 4A: cabello en forma de S; - 4B: cabello en forma de Z; - 4C: Cabello en forma de Z achatada.

¿Por qué el cabello crespo es más seco?

La hidratación del cabello viene del sebo segregado por las glándulas sebáceas situadas en la base del pelo. En el caso del cabello crespo, el sebo producido es viscoso y poco abundante. Está adaptado, de hecho, para las poblaciones que viven en países tropicales con un clima cálido y húmedo.

Por este motivo, cuando el cabello crespo se encuentra expuesto a un entorno más templado, la falta de sebo lo reseca.

El cabello crespo es frágil

Por su implantación profunda y la forma curvada de su folículo, el cabello crespo tiene crecimiento más lento (menos de un centímetro por mes). Por ser seco, es también más frágil y quebradizo.

¿Cómo cuidar su cabello crespo? 4 consejos

Adoptar la buena rutina capilar

La sequedad es la principal debilidad del cabello crespo. El cabello seco requiere menos lavado que un cabello con tendencia grasa. Para un cabello crespo, uno a dos champús semanales bastan. Más allá arriesgamos resecarlo.

En todo caso, el momento del lavado debe ser una ocasión de mimar nuestro cabello crespo y permitirle mantener una buena salud.

En cuanto al champú, la palabra clave es hidratación. Debemos privilegiar un producto de aseo que va a nutrir el cabello. En Cocooncenter, hemos seleccionado champús específicos para cabello crespo procedentes de los laboratorios más renombrados como Furterer y Klorane.

La rutina capilar requerida para cuidar el cabello crespo es muy específica también. Según la necesidad del cabello, puedes optar semanalmente por una mascarilla hidratante o con proteína. Se pueden alternar los dos productos.

Domar el cabello de noche

El cabello crespo puede tender a enredarse. En un cabello muy corto no es problemático. A cambio, en una densa cabellera crespa, la situación puede pronto volverse apremiante, sobre todo en la mañana. Pues, el movernos de noche puede favorecer la formación de nudos. Para evitar transformar tu mañana en un forcejeo para desenredar tu cabello, te proponemos dos trucos para poner en práctica antes de acostarte.

  • Hacer una o varias trenzas;
  • Llevar una malla para preservar el movimiento de tu cabello.

Practicar los gestos adecuados

El cabello crespo necesita, en términos generales, un trato suave durante todas las etapas del peinado.

-  El lavado

Para optimizar la secreción de sebo, suele aconsejarse frotar vigorosamente el cabello durante el champú. En el caso del cabello crespo, frágil por naturaleza, este gesto debe ser evitado ya que arriesga romper la fibra del cabello.

Puede, por otra parte, favorecer la formación de los tan temidos nudos. Al contrario, debemos actuar con toda suavidad.

He aquí un truco para evitar que el cabello se enrede durante el lavado:

  • Separa tu cabello en tres o cuatro zonas y realiza una trenza con cada parte;
  • Al momento de lavar, desata una trenza, lava el cabello, luego trenza de nuevo;
  • Haz así con cada parte.

-  El secado

El momento del secado es también delicado para el cabello crespo. El uso de un secador de cabello aumenta el riesgo de deshidratación y el alisado con plancha es más agresivo aún para el cabello rizado. Por eso, se aconseja limitar su práctica o proteger el cabello aplicando un producto para el cuidado sin enjuague como el aceite de Baobab de la marca Phyto.

-  El peinado

El método de peinado juega también un papel clave en la preservación de la salud del cabello crespo.

El cabello muy rizado siendo muy frágil, es mejor evitar los cepillos desenredantes que pueden quebrar la fibra capilar. Un cepillo de cerdas de jabalí es ideal para estructurar suavemente el peinado crespo.

Otro truco consiste simplemente en arrastrar los nudos con los dedos y volver a dar el movimiento deseado a las mechas.

Dar descanso al cabello crespo

Para domar su melena crespa, muchas mujeres tienden a recurrir a productos y técnicas de peinados. Pero al ser tan solicitado, el cabello se cansa más rápido.

Para permitir que tu cabello crespo luzca muy saludable, lo mejor es evitar solicitarlo. Dale tanto descanso como sea posible, siguiendo algunos consejos:

  • Evita usar elásticos muy apretados o muy cerca de la raíz (tipo moño);
  • Evita el alisado, en particular en invierno cuando el frío seco favorece la deshidratación del cabello;
  • Deja tu cabello secar naturalmente y aprovecha la tendencia “Nappy Hair” para desvelar el aspecto sublime de tu cabellera natural.

Frágil y quebradizo, el cabello crespo necesita ser mimado para lucir saludable. Al combinar hidratación y nutrición con algunos trucos de belleza, fácilmente podrás resaltar la belleza de tu caprichoso cabello.

Cabello crespo, tres puntos claves para recordar:

  • El cabello crespo se adapta a los climas tropicales. En Europa, el aire más seco cierra los poros y no deja fluir el sebo, lo que reseca el cabello. Su necesidad primera es entonces la hidratación;
  • El cabello crespo es seco y necesita pocos lavados, el agua calcárea intensifica la deshidratación. Se recomienda practicar un máximo de uno a dos lavados semanales;
  • La mascarilla es esencial para dar mantenimiento al cabello crespo. Puede servir para hidratar o aportar proteína según la necesidad. Se pueden alternar los dos tipos de cuidado privilegiando siempre la hidratación.
Más sobre el autor
Marion
Marion
Esteticista / Cosmetóloga
Nuestra Esteticista Marion está graduada en Estética/Cosmética, especializada en el cuidado dermo-cosmético y en maquillaje. A través de "Tu rincón de bienestar y belleza", Marion te ayudará a cuidar de tu rostro y cuerpo dándote consejos de belleza.
¿Cómo cuidar tus uñas? ◀◀
Los diez mejores productos para el cuidado facial masculino ►►