Micosis vaginales:
explicaciones y soluciones

Escrito por Paul Musset, Farmacéutico | publicado el | actualizado el 30/03/2020

Micosis vaginales: explicaciones y soluciones

3 de cada 4 mujeres sufren de micosis vaginal en algún momento de su vida. Esta patología, que es embarazosa tanto física como psicológicamente, es a menudo benigna. Sin embargo, el dolor y la comezón que causa tienen la capacidad de hacer la vida imposible a la persona que la sufre. ¿Cómo se produce la micosis vaginal? ¿Cuáles son los medios para contrarrestarla? Datos sobre una infección genital que pica y molesta.

Micosis vaginales o vulvares: ¿cómo reconocerlos?

¿Qué es?

Una micosis vaginal es una infección genital benigna causada por una proliferación de hongos llamados candida albicans en la flora vaginal. Estos hongos están presentes de forma natural en el cuerpo humano a nivel de la membrana mucosa. Inofensivos en bajas concentraciones en forma de levaduras, son esenciales para el buen funcionamiento del organismo.

Sin embargo, por varias razones, que discutiremos más adelante, estos microorganismos pueden multiplicarse y causar infecciones como micosis vaginales o vulvares.

Micosis vaginales o vulvares: ¿cuál es la diferencia?

Estos dos tipos de infección pertenecen a la misma familia: las micosis genitales. Como su nombre indica, una afecta a la vulva, a todos los genitales externos de la mujer (labios menores y labios mayores, vestíbulo y clítoris), mientras que la otra infección afecta a la vagina.

En la mayoría de los casos, las micosis afectan tanto a la vagina como a la vulva.

Los síntomas

Una mujer afectada por una micosis vulvar o vaginal sentirá principalmente los síntomas siguientes:

  • Comezón en la vagina y la vulva;
  • Pérdidas abundantes y gruesas.

A menudo van acompañados de:

  • Dolor durante las relaciones sexuales;
  • Quemaduras vaginales al orinar.

¿Cuándo se produce una micosis vaginal y por qué?

Una flora desestabilizada

La vagina es el hogar de unas bacterias llamadas lactobacilos. Estas últimas coexisten con el hongo llamado candida albicans. El conjunto constituye la flora vaginal. El papel de los lactobacilos es prevenir la adhesión de los hongos candida albicans a las paredes vaginales. Cuando estos últimos están presentes en pequeñas cantidades, todo va bien.

Sin embargo, cuando el número de hongos se multiplica, el equilibrio se altera y la flora se desestabiliza. Es esta condición la responsable de las micosis vaginales.

Las mujeres embarazadas presentan un mayor riesgo

Una de las principales causas de las micosis vaginales está relacionada con un cambio hormonal repentino que altera el equilibrio de la flora. Por lo tanto, las mujeres embarazadas presentan potencialmente mayor riesgo de desarrollar micosis vaginales. En efecto, el aumento de hormonas durante el embarazo modifica la pared vaginal, reduciendo así la inmunidad local.

Antibióticos: a menudo culpables

El segundo factor de riesgo es el uso de antibióticos. Al destruir los gérmenes, los antibióticos atacan la flora vaginal al mismo tiempo y hacen que se desequilibre.

Los Malos hábitos

Otras razones ligadas al estilo de vida pueden causar micosis vaginales y vulvares:

Higiene íntima demasiado frecuente e inadecuada

Preocupadas por su higiene íntima, muchas mujeres tienen el reflejo de usar toallitas con regularidad. Si se usan con demasiada frecuencia, pueden irritar las membranas mucosas y favorecer las micosis.

El jabón también es un factor de riesgo, ya que puede alterar la flora vaginal. Para evitar riesgos, es esencial utilizar un producto con un pH cercano al pH fisiológico (entre 4,5 y 9). Por último, las duchas vaginales también pueden causar infecciones locales, ya que eliminan los lactobacilos.

Ropa demasiado ajustada o ropa interior inadecuada

En cualquier caso, es el riesgo de irritación lo que puede llevar a una micosis genital o vulvar.

¡Basta de prejuicios!
Muchas personas piensan que las micosis vaginales provienen de una higiene deficiente. En realidad, a menudo es una higiene íntima excesiva la que causa la infección.

Micosis vaginales o vulvares: tratamiento y prevención

Tipos de tratamiento

Los medios disponibles en las farmacias: óvulos vaginales

En el caso de micosis simple y claramente identificada, es muy posible tratar la infección sin necesidad de una consulta médica.

Para sanar una micosis vaginal y vulvar, un farmacéutico le puede prescribir:

  • Óvulos para la vagina, que permitirán eliminar el hongo que originó la infección. Hay dos tipos de óvulos:
  • Se aplicará una crema en la vulva para restaurar la flora.

Si después de 3 días, los síntomas persisten, es aconsejable consultar a un médico.

Tratamientos médicos: medicamentos antifúngicos

En caso de micosis recurrentes o si un tratamiento sencillo no lograse erradicar la micosis vaginal, su médico le puede prescribir un medicamento antifúngico. Se presenta en forma de comprimidos, grageas o cápsulas para tomar por vía oral. Este tipo de tratamiento sólo está disponible con receta médica.

¡Prevenir una micosis vaginal o vulvar simple es fácil!

Gel o crema para reequilibrar la flora

Para protegerse contra una micosis, es posible contribuir al equilibrio de la flora vaginal preservando una hidratación adecuada de las mucosas. El uso de un ungüento, como la crema Saugella Douceur, puede ser de una gran ayuda. Su composición a base de extractos de caléndula y su pH neutro alivian y suavizan las mucosas frágiles o irritadas.

Cápsulas probióticas

Los probióticos son una buena manera de prevenir las micosis vaginales y vulvares, ya que ayudan a reequilibrar la flora. Hydralin Flora viene en forma de cápsulas que se introducen en la vagina por la noche a la hora de acostarse. Contienen una cepa probiótica que evita la proliferación de microorganismos patógenos.

Micosis: cómo protegerse
Acompañar el tratamiento antibiótico con un tratamiento local basado en probióticos ayuda a prevenir la aparición de una micosis vaginal. La flora vaginal es muy frágil y el más mínimo desequilibrio puede provocar una infección. En caso de exponerse a riesgos más elevados, como el embarazo o los antibióticos, puede ser muy útil anticipar la aparición de micosis mediante sistemas preventivos.

Nuestra selección de productos contra la micosis vaginal

Todas las mujeres pueden verse potencialmente afectadas en algún momento de sus vidas por micosis vaginales o vulvares. Incluso si esta patología es benigna, los síntomas asociados a menudo siguen siendo muy perturbadores, tanto física como psicológicamente. Para evitar encontrarse en esta situación incómoda, unas buenas prácticas de higiene pueden bastar.

Micosis vaginales, 3 puntos clave a tener en cuenta:

  • Una higiene íntima excesiva puede favorecer una micosis vaginal;
  • Para evitar una recaída, se debe procurar reequilibrar la flora vaginal;
  • Si los síntomas persisten o si el dolor es intenso, debe consultar con su médico.
Más sobre el autor
Paul Musset
Paul Musset
Farmacéutico
Licenciado de un doctorado en Farmacia en la Universidad de Reims (Universidad en Francia), Paul Musset es un gran apasionado de la medicina natural y la nutrición deportiva. Te acompañará en "Tu rincón de bienestar y belleza" dándote sus consejos de salud y bienestar.
La menopausia: cómo vivirla bien... De forma natural ◀◀
Cómo limpiar su piel: los rituales para una piel sana y radiante ►►