Escoger una protección solar:
guía para pasar el verano en condiciones de seguridad óptimas

Escrito por Paul Musset, Farmacéutico | publicado el

Escoger una protección solar: guía para pasar el verano en condiciones de seguridad óptimas

¿Llega el verano y quieres aprovecharlo? Para evitar que una dolorosa quemadura solar estropee estos momentos de diversión, conviene proteger adecuadamente tu piel contra los rayos ultravioletas, aplicando el protector solar correcto. ¿Por qué es importante? ¿Qué contiene una crema solar? ¿Cómo escogerla? Examinemos la mejor amiga de tu piel para este verano.

Protección solar: ¿Por qué es importante?

Melanina y acervo solar

La melanina es un pigmento con un color que va de rojo a pardo oscuro. Se encuentra en los folículos pilosos, en las capas profundas de la epidermis, así como en la superficie. La melanina es producida por una célula llamada melanocito. Su papel es defender la epidermis contra el efecto perjudicial de los ultravioletas.

La cantidad y naturaleza de melanina que tiene cada persona define su color de piel. Más oscura es esta, mayor es la capacidad de producción de melanina por los melanocitos. Cuando nuestra piel queda expuesta al sol, va a buscar protegerse recurriendo a sus reservas de melanina ubicadas en la dermis profunda. Esta reserva es limitada, de ahí el concepto de acervo solar. Este corresponde a la cantidad de ultravioletas que puede recibir la piel sin riesgo a dañarse.

En resumen, más nos exponemos al sol, y más obligamos nuestra piel a producir melanina para formar una barrera protectora. Cuando la reserva de melanina se agota, la piel ya no puede defenderse contra los efectos perjudiciales de los rayos ultravioletas.

Protector solar: el mejor aliado contra el envejecimiento cutáneo

El sol es un factor de envejecimiento prematuro de la piel. La barrera que proporcionan las cremas solares a las capas superiores de la epidermis, permite también prevenir los signos de envejecimiento como las manchas pigmentadas y las arrugas.

Preservar la piel de los más jóvenes

¿Por qué insistir en la necesidad de proteger a los niños del sol?

  • La piel de los niños es muy fina y frágil, pues la barrera natural de la epidermis tarda en formarse. Los riesgos de quemadura solar son así multiplicados;
  • Proteger adecuadamente a un niño, le permite conservar por más tiempo su acervo solar, limitar los riesgos de envejecimiento cutáneo cuando llegue a la edad adulta, y sobre todo evitar a toda costa el desarrollo de una enfermedad cutánea grave como el melanoma.

¿Cómo escoger tu crema solar?

¿A qué corresponden los índices de protección solar?

Las cremas solares contienen agentes capaces de filtrar los rayos del sol. Los índices que figuran en en los tubos corresponden al nivel de filtración. Más alto es el índice y mayor es la eficacia de la crema solar contra los UV.

Para indicar el índice de protección, se pueden emplear 2 siglas que representan el mismo valor:

  • FPS (Factor de Protección Solar);
  • SPF (Sunburn Protection Factor).

El principal índice de protección indicado en las cremas solares se refiere a los UVB, más dañinos para la piel.

Esta cifra es la que nos interesa para entender los diferentes grados de protección. Tenemos que saber que sin protección, el tiempo que tome nuestra piel en reaccionar desarrollando una quemadura solar, va a depender de su tipo.

Con la aplicación de una crema solar, este tiempo promedio será multiplicado por el índice correspondiente. Encontramos 4 grados de protección:

  • Baja: FPS 6 a 10;
  • Media: FPS 15 a 20;
  • Alta: FPS 30 a 50;
  • Muy alta: FPS 50+.

En paralelo, puede figurar otro índice, aunque este no sea obligatorio, el índice de UV.A. Indica el grado de protección contra los UV.A, principales responsables del envejecimiento de la piel.

Los diferentes fototipos: ¿Qué índice escoger?

En la medida en que las pieles claras tienen una capacidad de producción de melanina menor que las pieles oscuras, su riesgo de agotar el acervo de pigmento es mayor.

Por otra parte, la tasa de pigmentos presentes en la superficie de la piel siendo escasa, el lapso de tiempo para la aparición de una quemadura solar es muy corto. Es necesario, entonces, escoger un FPS suficiente alto para evitar las quemaduras solares. Te proponemos aquí una clasificación de los principales fototipos con el índice adecuado:

  • Fototipo 1: piel muy clara – FPS protección muy alta;
  • Fototipo 2 y 3: piel clara e intermedia – FPS protección alta;
  • Fototipo 4: piel morena clara – FPS protección media o alta;
  • Fototipo 5: piel morena – FPS protección baja o media;
  • Fototipo 6: piel muy oscura – FPS protección baja.

Para los más jóvenes, es indispensable escoger una crema solar para niño con el mayor índice de protección (50+).

Textura y composición de las cremas solares: ayuda para elegir

Filtro químico o mineral: ¿Cuál es la diferencia?

Existen dos tipos de filtros en las cremas solares:

  • Las cremas solares minerales, que reflejan o absorben los UV limitando los riesgos de alergia;
  • Los filtros químicos, altamente absorbentes de UV, pero que pueden ser factores de alergia.

Hoy, la mayor parte de cremas mezclan las dos variedades de filtros para optimizar su eficacia.

Los protectores solares inteligentes para el rostro: un antiedad integrado

Varias marcas han integrado ahora activos antiedad a sus productos solares para prevenir el envejecimiento cutáneo.

Encuentra en Cocooncenter una selección de los mejores productos solares antiedad.

Creencia popular: ¿impide broncear una crema solar?
No, el uso de una crema solar no te impide tener una tez bronceada. Aun una crema con índice 50 nunca ofrece 100% de protección contra los rayos solares. Por otro lado, le permite a tu piel prepararse y pigmentarse progresivamente sin riesgo a quemarse y sin sobreproducción de melanina.

Protección solar: las buenas costumbres

Crema aun en la ciudad

Tendemos a pensar que crema solar es sinónimo de vacaciones en la playa o en la montaña.

Sin embargo, cuando inicia el período estival, desde que se prevé una exposición prolongada al sol  es importante proteger su piel, aun en la ciudad. Por eso, usar una crema de día con protección solar integrada es un buen reflejo para proteger la cara contra los daños causados por los UV.

¿Cómo aplicar la crema y cuándo renovar la aplicación?

Para optimizar la eficacia de la crema solar, es indispensable respetar algunos principios claves:

  • Aplicar crema a todas las partes del cuerpo susceptibles de quedar expuestas sin olvidar las partes delicadas en las que no siempre pensamos: la planta del pie, los dedos de los pies, los dedos, la nuca, etc;
  • Renovar la aplicación cada dos horas o después del baño.

Tras la exposición solar: ¿Qué relevancia tiene?

La protección solar forma una barrera contra los efectos dañinos del sol, pero no impide que la piel se deshidrate. Una piel expuesta al sol tiene mayor necesidad de un producto hidratante para reponer su película hidrolipídica natural. Por eso, en Cocooncenter, recomendamos alto el uso de un producto para después de la exposición solar, en caso de exposición prolongada.

Exponerse sin filtro a los rayos ultravioleta aumenta el riesgo de envejecimiento prematuro de la piel. Por otra parte, los riegos para la salud son reales. ¡Escoge una protección solar adaptada a tu tipo de piel, es la mejor garantía para aprovechar el verano en toda serenidad!

Protección solar, los tres puntos para recordar:

  • Independientemente de tu fototipo, una protección solar es la garantía para tu piel de una salud seguridad;
  • La protección solar permite retrasar el envejecimiento cutáneo;
  • Es indispensable renovar la aplicación de crema solar durante el día, para optimizar su eficacia (cada dos horas o después de bañarse).
Más sobre el autor
Paul Musset
Paul Musset
Farmacéutico
Licenciado de un doctorado en Farmacia en la Universidad de Reims (Universidad en Francia), Paul Musset es un gran apasionado de la medicina natural y la nutrición deportiva. Te acompañará en "Tu rincón de bienestar y belleza" dándote sus consejos de salud y bienestar.
Los 9 accesorios indispensables para preparar la llegada del bebé ◀◀
Los peligros del sol: ¿Por qué y cómo protegerse? ►►