Agua termal:
cuidar la piel y calmarla

Escrito por Paul Musset, Farmacéutico | publicado el

Agua termal: cuidar la piel y calmarla

¿Qué tal si pudieras aprovechar las virtudes del agua de los balnearios termales sin moverte de casa? ¡Con el agua termal en aerosol, es posible! ¿Cómo se elabora? ¿Cuáles son los beneficios del agua termal y cómo usarla? A continuación, todos nuestros consejos para realzar la belleza de tu piel con una simple pulverización.

Agua termal: definición y virtudes

¿De dónde viene el agua termal?

El agua termal designa el agua de un manantial caliente, extraído de las profundidades. Esta agua es extraída tras haber transitado por varios años entre las rocas. Así es como se va cargando de sales minerales y oligoelementos.

La Real Academia Nacional de Medicina reconoce las virtudes terapéuticas de las aguas termales. Pueden ser usadas con fines terapéuticos en tratamientos termales.

Grandes laboratorios dermatológicos aprovecharon la oportunidad de convertir el agua termal en niebla o incluirla en tratamientos en crema para así permitir al público en general favorecerse con sus beneficios para la piel.

¿Lo sabías?
Los Españoles no necesitan recorrer miles de kilómetros para aliviar sus males gracias a tratamientos termales. Se encuentra un centenar de balnearios en el territorio.

Los beneficios del agua termal en la piel

Aparte de las virtudes terapéuticas a nivel reumatológico y digestivo, el agua termal posee propiedades interesantes para curar trastornos de la piel. De acuerdo a su composición, el agua termal puede tener virtudes:

  • Calmantes: su efecto refrescante es ideal para calmar una quemadura en primer grado como una quemadura solar;
  • Reparadora y regenerativa: el agua termal favorece la cicatrización. Se suele usar incluso en medicina estética para favorecer la recuperación de microdermoabrasiones. Permite acelerar también el proceso de reparación de la piel acnéica;
  • Protectoras: algunas aguas termales ricas en sílice tienen el poder de crear una película protectora contra las agresiones relacionadas con la contaminación del aire;
  • Antiedad: refuerzan las defensas naturales de la piel, preservándola así de un envejecimiento prematuro.

Aguas termales ¿Cuál elegir?

¿En qué forma puedes encontrar el agua termal?

Para un uso casero, el agua termal suele encontrarse en vaporizador. Este envasado permite conservar la pureza del líquido y facilita su aplicación. Además, la niebla termal cumple maravillosamente bien el papel de agua refrescante en caso de fuerte calor.

Encuentra en la página de Cocooncenter una amplia selección de aguas termales, entre las marcas de laboratorios más renombradas.

Por otra parte, se usa comúnmente esta agua de manantial en la composición de tratamientos en crema.

Los diferentes tipos de aguas termales

Las propiedades de las aguas termales varían en función a la naturaleza geológica del suelo de donde se extraen.  Estas se van enriqueciendo, de acuerdo a la zona recorrida, con diferentes oligoelementos y minerales, cuya naturaleza y cantidad puede variar. Esta diferencia permitirá definir las propiedades específicas de un agua termal.

Habida cuenta de que la fuente determina las propiedades de un agua termal, el agua propuesta por cada marca responde, en toda lógica, a necesidades diferentes. ¿Qué tipos de aguas termales podemos encontrar en el comercio? y ¿qué marca elegir de acuerdo a tu expectativa?

Aguas poco mineralizadas, pero ricas en silicato
Aguas como el agua termal de Avène son ideales para aliviar las pieles irritadas, secas y atópicas. Tienen un fuerte poder cicatrizante y antiinflamatorio.

Aguas ricas en sílice
Presentan la ventaja de crear una película protectora en la superficie de la piel, proporcionando una barrera contra las agresiones externas. Entre las marcas más renombradas, encontramos este tipo de agua en La Roche-Posay. Esta agua termal es ideal para pieles intolerantes y frágiles, muy reactivas.

Las aguas isotónicas
Estas aguas poseen la particularidad de reforzar el equilibrio e hidratación de la piel. Un ejemplo de ello es el agua termal Uriage. Su composición presenta muchas similitudes con nuestra piel, convirtiéndola en un agua que se adapta perfectamente para todo tipo de piel, en especial para pieles secas.

Aguas ricas en plancton
Tienen la capacidad de reforzar las defensas de la piel y ralentizar así su envejecimiento.

Agua termal y agua micelar: ¿cuál es la diferencia?
Puede resultar difícil distinguir entre las diversas aguas propuestas por los laboratorios dermatológicos. ¿Qué diferencia existe entre un agua micelar y un agua termal? Mientras el agua micelar sirve, ante todo, para limpiar y desmaquillar, el agua termal es un agua pura sin acción limpiadora. Su acción es refrescante, además, sirve para aclarar.

Aplicar un agua termal: nuestros consejos

¿Cuando usar un agua termal?

El agua termal se puede emplear a voluntad, sin riesgo de sobredosis. Conviene para todas las edades y en tiempo caluroso, se convierte en niebla fresca.

Ahora, sería una lástima limitarla a esta función refrescante cuando se conocen los múltiples beneficios del agua termal en la piel.

Puedes incluir mañana y noche el agua termal a tu rutina de belleza como enjuague después de limpiarte la cara o desmaquillarte. Por otra parte, a diferencia del agua del grifo, que tiende a secar la piel cuando viene cargada de caliza, el agua termal es pura y evita la deshidratación.

Librando la piel de todo producto de aseo o desmaquillante, el agua termal permite finalmente sanear por completo la epidermis y optimizar la penetración de los tratamientos que ponen el toque final al ritual de belleza.

¿Es posible usar el agua termal para fijar el maquillaje?

Si la función básica de un agua termal es refrescar y enjuagar la piel, también tiene la capacidad de fijar el maquillaje. Para obtener un resultado eficaz, es preciso evitar vaporizar demasiado cerca al rostro. Lo mejor es pulverizar, manteniendo el spray a unos 30 cm de distancia.

¿Cómo aplicarlo?

Nada más sencillo que la aplicación de un agua termal. Basta con rociar generosamente el rostro, y secar luego suavemente dando pequeños toques por todo el rostro con una toalla limpia.

El agua termal es una alternativa al agua del grifo para aclarar el rostro. Una simple pulverización basta para completar tu ritual de belleza.

Tres puntos claves para recordar sobre las aguas termales:

  • El agua termal es un agua pura extraída de manantiales profundos. Suele ser rica en sales minerales y oligoelementos;
  • Existen varios tipos de aguas termales, con composición y propiedades diversas;
  • El agua termal se usa a la vez en pulverización para refrescarse o como enjuague.
Más sobre el autor
Paul Musset
Paul Musset
Farmacéutico
Licenciado de un doctorado en Farmacia en la Universidad de Reims (Universidad en Francia), Paul Musset es un gran apasionado de la medicina natural y la nutrición deportiva. Te acompañará en "Tu rincón de bienestar y belleza" dándote sus consejos de salud y bienestar.
Aceite de aguacate: sus múltiples virtudes para tu piel y cabello ◀◀
Cúrcuma: planta con múltiples virtudes ►►