Aceite esencial para aromatizar la casa:
¿Cuál elegir?

Escrito por Paul Musset, Farmacéutico | publicado el | actualizado el 22/03/2021

Aceite esencial para aromatizar la casa: ¿Cuál elegir?

Para combatir los malos olores y limpiar el aire de la casa, los aceites esenciales lo tienen todo. Limón, naranja, eucalipto, manzanilla... Existen numerosas fragancias, cada una con sus virtudes. ¿Qué aceite esencial elegir para aromatizar la casa? ¿Cuáles son sus beneficios y cómo usarlos? Hagamos un recuento.

Aceite esencial para la casa: 8 propuestas perfumadas y sus beneficios

Limón

¡Nada mejor que una fragancia cítrica para eliminar malos olores y dar un toque fresco a tus interiores! Más allá de una agradable sensación olfativa, el limón posee virtudes purificantes: limpia el aire ambiente y no deja que bacterias lo contaminen. Por otra parte, el aceite esencial de limón infunde a la persona que lo respira un impulso energético. Posee pues propiedades tónicas, asimismo juega un papel positivo sobre el ánimo.

Ravintsara

Se aprecia particularmente este aceite esencial en invierno por su acción antiviral. En aplicación cutánea, actúa como barrera contra los males estacionales y preserva las personas del hogar contra los virus, al optimizar sus defensas inmunitarias. Dispersado, contribuye a limpiar el aire de la casa. En cuanto a su olor, el aceite esencial de ravintsara posee un aroma intenso, con fragancia a la vez fresca y especiada.

Nuestra selección de aceites esenciales de ravintsara

Árbol de té

Su olor leñoso matizado con alcanfor es muy potente. Tiene la capacidad de desinfectar por mucho tiempo el aire de los interiores. Participa también en reforzar el sistema inmunitario de cada ocupante de la casa, garantizando así una buena protección contra los virus en invierno. Por otra parte, aleja los parásitos como polilla y ácaros. Ayuda además a combatir la proliferación de hongos (moho).

Naranja dulce

Su fragancia cítrica refresca toda la casa y tranquiliza sus ocupantes. Antimicrobiana, se puede usar tanto como ambientador de casa como limpiador para la ropa.

Eucalipto

Particularmente eficaz para combatir los resfriados, sinusitis, y otras enfermedades ORL, el eucalipto está igualmente disponible en aceite esencial (AE de eucalipto irradiado). Liberado en la casa, brinda a la habitación un olor mentolado y de alcanfor. Otra propiedad interesante de este extracto de planta es su acción energizante, estimulante y relajante. En dispersión atmosférica, favorece la concentración y ayuda a aclarar los pensamientos.

Manzanilla romana

El aceite esencial de manzanilla romana tiene potentes propiedades relajantes. Su efecto calmante lo convierte en un aceite esencial ideal para usar unos instantes antes de acostarse. El olor de la manzanilla puede sin embargo subirte a la cabeza, por lo que se recomienda diluirla con otros aceites.

Canela

Su fragancia dulce brinda a tus interiores un delicioso toque reconfortante. Por otra parte, posee beneficios antisépticos y antifúngicos. Permite limpiar el aire ambiente de tus habitaciones, brindándoles un cálido olor a panecillos.

Lavanda

Famosa por su acción insecticida, la lavanda deja en casa el agradable olor a la Provenza francesa. Es uno de los aceites más comúnmente usados. Encierra numerosos beneficios dependiendo de su modo de aplicación. En modo dispersivo, cabe resaltar los beneficios sobre el sistema nervioso. Relajante y sedante, actúa sobre los estados depresivos leves combatiendo los insomnios relacionados con el estrés.

Aceites esenciales: potente acción que rima con precaución
La aromaterapia es una disciplina natural que emplea las propiedades de las plantas para aliviar trastornos de salud y permite a la persona recobrar su bienestar. Cualquiera que sea el modo de liberación, es imprescindible informarse sobre las restricciones de uso. De hecho, su efecto potente no es compatible con todo perfil (particularmente en el caso de niños y mujeres embarazadas) y requiere seguir estrictas precauciones de uso.

Dispersión de aceite esencial: recomendaciones y consejos

Saber elegir tu difusor

Para aprovechar al máximo los beneficios de los aceites esenciales, el material que elijas para su liberación juega un papel clave. Existen varios tipos de difusores de aceites esenciales que funcionan con métodos diversos:

  • La nebulización: es el método dispersivo con fines terapéuticos más usado. Las partículas de aceite esencial son mezcladas con aire y liberadas por la acción de dos boquillas. Este procedimiento permite mantener las partículas de aceite esencial más tiempo en la atmósfera y por ende su olor. Este tipo de difusor es ideal para las habitaciones muy grandes (más de 50 m²);
  • La brumización: en este caso, se mezcla el aceite esencial con agua, formando un líquido listo para ser transformado en niebla por un sistema de vibración. Por ser diluido en agua el aceite esencial liberado es menos concentrado, por lo tanto menos eficiente en el tiempo. Este dispositivo puede abarcar una superficie de 30 a 40 m² según los modelos;
  • El calor suave: los aceites esenciales son calentados por una resistencia en el caso de los modelos eléctricos o por una vela candelita en los modelos clásicos (quemador de perfume). Este tipo de dispersión es más limitado en el espacio, puesto que no dispone de un sistema de proyección en el aire. Por lo tanto, este tipo de utilización suele ser reservado para las habitaciones pequeñas.

Dosificar correctamente tu preparado a base de aceite esencial

Si bien la tecnología usada para liberar los extractos de plantas es importante, más fundamental es la dosificación adecuada. Para cada aceite esencial se preconiza una dosis particular. Es imprescindible respetar por lo tanto las recomendaciones de uso. Se aconseja usar ciertos aceites esenciales en sinergia con otros aceites, por ser muy potentes o tener un olor muy fuerte. Esto permite limitar su concentración. Es el caso de la manzanilla por ejemplo. En todo caso, es importante consultar las precauciones de uso.

Adaptar el perfume a la habitación

Según sus propiedades, cada aceite esencial convendrá más específicamente a una habitación particular de la casa. Para el dormitorio, lo primordial es el descanso y el relajo. Por esta razón se suele recomendar la dispersión de extractos de manzanilla y lavanda.

Para la cocina, el objetivo suele ser de neutralizar los malos olores o dar un aroma sabroso. La primera meta es entonces un aceite esencial que huele bien. En este caso, los cítricos como limón y naranja o también la canela cumplen de maravilla este papel.

Los aceites esenciales pueden convertirse rápidamente en tus mejores aliados para aromatizar naturalmente tu casa, brindando al mismo tiempo beneficios para la salud. Puedes elegir en función a tus gustos y deseos.

Tres puntos claves que recordar sobre el aceite esencial para aromatizar la casa:

  • Los aceites esenciales para la casa juegan principalmente dos papeles: perfumar la casa y limpiar el aire;
  • La liberación de aceites esenciales en la casa se hace gracias a un difusor. El volumen de la habitación suele determinar el tipo de difusor que más conviene a la situación;
  • Los aceites esenciales requieren el respeto de precauciones de uso. Antes de cualquier utilización, es imprescindible respetar las restricciones de uso.
Más sobre el autor
Paul Musset
Paul Musset
Farmacéutico
Licenciado de un doctorado en Farmacia en la Universidad de Reims (Universidad en Francia), Paul Musset es un gran apasionado de la medicina natural y la nutrición deportiva. Te acompañará en "Tu rincón de bienestar y belleza" dándote sus consejos de salud y bienestar.
Crema BB o base de maquillaje: ¿Cómo, por fin, tomar la decisión correcta? ◀◀