Aceite de almendra dulce:
13 maneras de usarlo

Escrito por Marion, Esteticista / Cosmetóloga | publicado el

Aceite de almendra dulce: 13 maneras de usarlo

¿Estás buscando un producto natural que todos puedan usar – incluso los que tienen piel sensible? ¡El aceite de almendra dulce es la solución! Rico en Omega 3, 6 y 9 así como en vitaminas, calma, regenera y nutre profundamente al mismo tiempo que revitaliza. Multiuso, conviene para pieles secas, cabello e incluso para bebés.

¿Qué es el aceite de almendra dulce?

El aceite de almendra dulce se extrae del hueso del fruto del almendro. Se encuentra principalmente en lugares como Estados Unidos y países cálidos como España, Irán y Marruecos, donde es cosechado para ser prensado. Almendra es el nombre botánico que designa la semilla que se extrae de la cáscara.

Presión en frío de las almendras

Una vez recolectados los huesos, la primera presión en frío permite obtener el precioso líquido. Las secunda y tercera presiones se hacen en caliente o se extraen en frío. Las tecnologías modernas permiten recolectar este aceite que tendrá virtudes distintas a las que proporcionaban la pericia ancestral.

Desde el Antiguo Egipto, las virtudes hidratantes de este aceite natural son reconocidas, muchos otros beneficios fueron luego descubiertos. Las pieles más frágiles y el cabello lo aprecian particularmente.

Un aceite 100 % puro y natural
La piel de los bebés merece una solución más natural que los productos hidratantes, saturados de químicos, ofrecidos en el comercio. El aceite de almendra dulce obtenido por primera presión en frío es ideal para esas pieles frágiles.

El rol del aceite de oliva

Después de triturar y mezclar los huesos, se añade una dosis de aceite de oliva. Se conserva luego la mezcla a fin de que el aceite enriquecido de almendra se separe de la pulpa. El aceite de almendra dulce está entonces listo para usar. ¡A continuación te enseñaremos 13 maneras de usarlo!

¿Cómo usar el aceite de almendra dulce?

1. Hidratar y nutrir pieles delicadas

Suave para la piel, el aceite de almendra dulce hidrata con delicadeza. Rico en hierro, cinc, cobre y ácidos grasos, es ideal para nutrir profundamente la piel. Sin agente químico, respeta las pieles más sensibles. Los bebés y las pieles frágiles lo disfrutan mucho. Es perfecto para el rostro o el cuerpo, en masaje o en tratamiento hidratante diario. Cocooncenter te propone una selección de aceites de almendra dulce ideales para responder a todas tus necesidades.

2. Calmar y cicatrizar

Reconocido por tratar los problemas de piel, el aceite de almendra dulce alivia al bebé cuando padece eccema. Alivia eficazmente la picazón. Su acción calmante es ideal también en caso de dermatitis del pañal. Se debe privilegiar su uso en vez de una solución con cortisona, que puede resultar peligrosa para el recién nacido. Puedes aplicarlo cuando cambias pañal, para calmar la inflamación.

3. Masajear al bebé

Los masajes son importantes para crear un vínculo con el bebé y ayudarlo para que se relaje. El aceite de almendra dulce para bebé ofrece un perfume agradable e hidrata en profundidad. Después del baño, este intercambio padre/hijo es muy agradable. Estos masajes suelen aliviar cólicos. Se puede concentrar el masaje en la barriga para eliminar los dolores.

4. Nutrir pieles secas

Rico en Omega 3, 6 y 9, el aceite de almendra dulce posee un alto poder hidratante. Conviene entonces para pieles secas, devolviéndoles elasticidad y confort. Aplicado en una piel limpia, después de la ducha o el baño, este aceite natural nutre en profundidad.

5. Eliminar las arrugas

Enriquecido en vitaminas A y E, el aceite de almendra dulce es un antioxidante natural para el rostro. Su aplicación diaria permite reducir arrugas y erradicar los signos de envejecimiento. El aceite refinado de almendra dulce es perfecto para cuidar de tu piel sin agredirla, y combatir las arrugas y líneas de expresión.

6. Luchar contra las estrías

Las estrías aparecen cuando la piel se estira demasiado. Esta se agrieta y finas estrías o cicatrices aparecen entonces. La formula rica de este aceite natural hidrata las capas inferiores de la epidermis. Volviéndose más elástica, la piel no se agrieta. Cocooncenter te propone un tratamiento de prevención de aceite de almendra dulce, de mucha utilidad. Conviene particularmente para las mujeres embarazadas que quieren evitar este fenómeno.

En spray o en frasco, este producto natural también puede aplicarse en las estrías ya formadas. En efecto, sus propiedades cicatrizantes ponen fin a la inflamación y permiten regenerar la piel.

7. Devolver elasticidad y brillo al cabello

El cabello seco y dañado es opaco y difícil de peinar. El aceite de almendra dulce es perfecto para devolverle vitalidad. En mascarilla o en aceite para el peinado, permite moldear el pelo encrespado y facilita el peinado. Vuelve el cabello más brillante.

8. Restaurar el equilibrio del cuero cabelludo

Cuando la producción de sebo es demasiado abundante, el cabello tiende a engrasar muy rápido. El aceite de almendra dulce evita este fenómeno. Empleado después del champú, hidrata el cabello, reduciendo así la producción de sebo.

9. Un emoliente contra la picazón del cuero cabelludo

El estrés, así como el uso de productos químicos pueden generar picazón e irritación del cuero cabelludo. Aplicado en masaje suave, el aceite de almendra dulce para cabello ofrece un alivio inmediato.

10. Para masajear la piel y el cuero cabelludo

Para nutrir la piel y luchar contra las irritaciones, basta con masajear la zona afectada con algunas gotas de aceite de almendra dulce. Este gesto, practicado con la yema de los dedos, permite un alivio rápido.

11. Como mascarilla hidratante

El aceite de almendra dulce para cabello puede usarse como mascarilla para el rostro y cuero cabelludo. Para el rostro, se aplica y se deja reposar por unos quince minutos. Para el cabello, se puede conservar toda la noche antes de enjuagar. A continuación te explicamos cómo hacerlo:

  • Empapar toda la cabellera mezclando el aceite con la misma proporción de aceite de oliva y de aceite de árbol de té. Añadir luego 2 cucharaditas de miel;
  • Envolver el cabello en un gorro de baño;
  • Dejar reposar toda la noche;
  • Hacer un lavado normal al día siguiente.

Practicada una a dos veces al mes, esta mascarilla permite regular el sebo sin secar el cabello.

12. Como desmaquillante

Combinado con agua micelar, quita el maquillaje e hidrata el rostro en un solo gesto. En un frasco vacío, se puede mezclar 1/3 de aceite de almendra dulce con 2/3 de agua micelar. Solo nos queda aplicarlo luego con un disco desmaquillante. En los ojos o la boca, este producto natural elimina todo rastro de maquillaje sin necesidad de recurrir a componentes agresivos para la piel.

13. En aceite seco para el cuerpo o cabello

Para restablecer el nivel de hidratación, puedes pulverizar algunas gotas de aceite de almendra dulce en la piel o en el cabello. Los sprays son muy prácticos, pues permiten usar la dosis correcta. Los frascos con tapa antigoteo se pueden usar también después de la ducha o el baño para hidratar todo el cuerpo.

El aceite de almendra dulce aparece como un producto milagroso. Natural y libre de ingredientes químicos, es el aliado de los bebés, de pieles secas e irritadas. Cabello y cuero cabelludo disfrutarán también de sus beneficios.

Tres puntos claves para recordar sobre el aceite de almendra dulce:

  • Es natural y se adapta a pieles frágiles;
  • Posee alto poder hidratante por ser rico en Omega 3, 6 y 9;
  • Es calmante y cicatrizante.
Más sobre el autor
Marion
Marion
Esteticista / Cosmetóloga
Nuestra Esteticista Marion está graduada en Estética/Cosmética, especializada en el cuidado dermo-cosmético y en maquillaje. A través de "Tu rincón de bienestar y belleza", Marion te ayudará a cuidar de tu rostro y cuerpo dándote consejos de belleza.
Cúrcuma: planta con múltiples virtudes ◀◀
Manteca de karité: un producto con mil virtudes ►►