Belleza de pies:
¿cómo integrar el cuidado de los pies en nuestro ritual de belleza?

Escrito por Marion , Esteticista / Cosmetóloga | publicado el | actualizado el 30/03/2020

Belleza de pies: ¿cómo integrar el cuidado de los pies en nuestro ritual de belleza?

Los pies son una de las partes más solicitadas de nuestro cuerpo, y sin embargo, no siempre pensamos en cuidarlos tanto como la cara o las manos. ¿Cómo tener bonitos pies?

Pies con la piel suave

¡Los pies la pasan verde! En contacto permanente con los calcetines, los pantis o los zapatos, que a menudo son sintéticos, encerrados gran parte del año, llevan el peso del cuerpo, aguantan presiones, repetidas fricciones y choques. La piel de los pies se pone gruesa, se endurece, y una vez que aparecen los callos, es difícil removerlos.

¡Merecen, pues, que los cuidemos a diario. No toma más que unos minutos y te permitirá tener bonitos pies lisos, con piel flexible y suave!

La hidratación es el cuidado imprescindible que debemos practicar a diario. ¿Cuál es el momento ideal? En la noche, antes de acostarte. Así tus pies aprovecharán el tratamiento durante toda la noche. Puedes alternar entre cremas hidratantes, cremas nutritivas y aceites para masajes, así obtendrás un mejor resultado.

Para conseguir erradicar las callosidades, puedes realizar una exfoliación una vez a la semana después de un baño de pies con agua tibia y salada para ablandar la piel. Para una exfoliación suave, usa una manopla de lufa o una piedra pómez, insistiendo en las partes más secas. El uso de una escofina para exfoliar los pies es menos aconsejable por ser más agresiva. Cuidado con las zonas de fisuras: para no ensanchar las hendiduras, procede con cautela después de haber aplicado un emoliente. Las cremas y pomadas que contienen un mínimo de 30% de urea son particularmente eficaces para quitar las pieles muertas.

Uñas mimadas en pies bonitos

¡No debes olvidar las uñas en el cuidado de tus pies! A menudo están siendo maltratados también, y no siempre se les incluye en el ritual de belleza, salvo en verano cuando les ponemos esmalte.

Las uñas deben cortarse rectas y suficiente cortas para no ser presionadas a la punta del zapato pero tampoco demasiado para evitar el riesgo de uñero, con un cortaúñas o tijeras bien afiladas. Luego, le terminas dando la curva con una lima.

Una a dos veces a la semana, cepilla las uñas de los pies bajo la ducha para eliminar las pieles muertas. Masajear regularmente su contorno con aceites te ayudará a ablandar los padrastros. Estos nunca se deben arrancar para evitar el dolor y riesgo de infección. ¿Un truco para volver las uñas lisas y darles brillo? ¡Friccionarlas con una gamuza! Ligeramente abrasiva, sin ser agresiva, lustrará su superficie. ¡Ya no te queda más que aplicar el esmalte!

NUESTRA SELECCIÓN DE PRODUCTOS PARA LA BELLEZA DE LAS UÑAS

Tratar los pies con cariño para un bienestar duradero

Los pies tienen una estructura compleja que les permite cumplir un rol esencial: caminar y servir de soporte a todo el cuerpo. Están compuestos de nada menos que 26 huesos, decenas de ligamentos, y unos quince músculos activan sus movimientos (algunos están ubicados en la pierna y conectados al  pie por medio de tendones).

Saber elegir los zapatos es importante. En efecto, algunos zapatos obligan el pie a contraerse y a adquirir mala postura: las chanclas por ejemplo obligan los dedos de los pies a encogerse. Los zapatos de tacones y los balerines son verdaderos instrumentos de tortura para los huesos. Si se usan con demasiada frecuencia, pueden originar deformaciones y dolores crónicos. Lo ideal son zapatos que no estén demasiado ajustados, ni demasiado puntiagudos, ligeramente elevados en comparación con los dedos del pie para apoyar la espalda.

Un pequeño masaje, en seco o con aceites, es ideal para relajar los pies, activar la circulación y destensar los músculos. Existen muchas técnicas de masaje pero puedes intentar lo siguiente: estira y amasa los dedos de tus pies, presiona con pequeños movimientos circulares la parte redondeada de la planta, manipula firmemente el arco plantar, de los dedos hacia los talones y masajéalos desde la parte interna hacia la parte externa.

Los pies de los niños
Desde la infancia, los pies de los niños deben ser vigilados. Los primeros pasos se realizan con pies descalzos, y es el momento de comprar los primeros zapatos que deben ser flexibles y ligeros pero a la vez, mantener bien el tobillo. Evita los zapatos con un soporte del arco plantar que parecería favorecer los pies planos. Cuando el niño tenga entre 3 y 4 años, puedes visitar un podólogo para comprobar que no haya ninguna anomalía. Vela siempre en cortar las uñas para evitar dolores y malos hábitos posturales. A los bebés les encanta que les masajeen suavemente los pies, ¡no dudes en complacerlos!

Pequeños problemas en los pies

Los problemas de pies o de uñas son frecuentes y es importante tratarlos para que no alteren la belleza de tus pies.

Los hongos en los pies son muy comunes porque muy a menudo los pies están encerrados en un medio húmedo, sobre todo cuando las personas tienden a sudar o a usar zapatos sintéticos. Para prevenir las micosis, es necesario dejar lo máximo posible que los pies respiren, siempre secarlos bien después de la ducha, dar la preferencia a las medias de algodón o de bambú en lugar de fibras sintéticas. Luego, espolvorear el interior de los zapatos con talco para absorber la humedad. El tratamiento de hongos de las uñas y de los pies se basa en la aplicación de cremas o lociones a largo plazo (a veces durante varios meses).

Las verrugas plantares son más frecuentes en los niños, menos inmunizados contra el virus que las provoca. Son contagiosas aunque sin gravedad, excepto si se multiplican demasiado y llegan a ser dolorosas. Para combatir las verrugas se pueden aplicar geles o hacerlas tratar por un dermatólogo con nitrógeno.

Los callos son una acumulación de pieles muertas producidas por fricciones excesivas. En este caso también la mejor solución es ablandar, nutrir, hidratar y exfoliar.

Los juanetes o hallux valgus no tienen nada que ver: se trata de una deformación ósea en la articulación del dedo gordo del pie. Puede llegar a ser molestosa y dolorosa y debe ser tratada con ortopedia aunque solo una cirugía puede resolverla en forma definitiva.

¡Encontrarás en Cocooncenter cuidados que nutren e hidratan, productos emolientes o exfoliantes, desodorantes, accesorios de pedicura, todo lo necesario para cuidar la belleza de tus pies!

La belleza de los pies, tres puntos claves para recordar:

  • ¡El secreto para tener bonitos pies es, ante todo, la hidratación!
  • Pies bien hidratados no significa pies mojados: la humedad estancada es el modo más certero para desarrollar micosis y malos olores...
  • Las uñas son frágiles y deben integrarse en el ritual de cuidado de los pies ¡No las olvides!
Más sobre el autor
Marion
Marion
Esteticista / Cosmetóloga
Nuestra Esteticista Marion está graduada en Estética/Cosmética, especializada en el cuidado dermo-cosmético y en maquillaje. A través de "Tu rincón de bienestar y belleza", Marion te ayudará a cuidar de tu rostro y cuerpo dándote consejos de belleza.
Cabello dañado: ¿cómo devolverle su belleza? ◀◀
Aceite de ricino: especialista del cabello hermoso ►►